Proceso de templado para una alta resistencia

Del vidrio estándar al vidrio de seguridad

Los vidrios en el hogar deben contar con una gran resistencia a los golpes y una gran resistencia térmica, algo que resulta especialmente importante en el día a día de la cocina o del baño. ¿Quién no quiere que su producto conserve el buen aspecto y funcione correctamente después de varios años de uso?
 
Todos los paneles de vidrio de sodocálcico abandonan nuestras plantas de producción como vidrios de seguridad. Un proceso conocido como «templado térmico» nos ayuda a garantizar que así sea. Durante este proceso, el vidrio se calienta primero para después enfriarse rápidamente en el horno de templado. La tensión que se genera en el material asegura un incremento de su resistencia mecánica y térmica. Nuestros vidrios se someten a este proceso a un nivel constantemente elevado. Los sofisticados procesos de templado garantizan la obtención de vidrio de seguridad de manera uniforme.

Ventajas para sus productos:
  • Vidrio plano con alta resistencia térmica
  • Alta resistencia de choque e impacto
  • Aspecto perfecto de su producto, incluso varios años después
  • Cumplimiento de la normativa obligatoria
  • En caso de rotura, el cristal se fragmenta en trozos pequeños.
empty

Aplicaciones habituales

empty
Dos planchas de vidrio SCHOTT BOROFLOAT® con estampación en los bordes. Hacer clic para ver más formas de procesamiento.

Más características del producto

Ver más
Dos bocadillos simbolizan «otras preguntas».

¿Tiene alguna consulta?

Contacte con nosotros
Modificar
SCHOTT utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de uso del mismo y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando por este sitio web, usted estará consintiendo que utilicemos cookies.