Noticias

Mayores capacidades para nuevas oportunidades

SCHOTT TGS concentra su know how en el campo del vidrio técnico y pone el punto de mira sobre las aplicaciones del futuro.

Jena (Alemania), 27 de mayo de 2010 – Con la ampliación de su Horno de Fusión 8, Schott Technical Glass Solutions (TGS) prácticamente ha duplicado su capacidad de producción. Desde el cambio de su razón social, en 2009, la empresa apunta con una gama de productos ampliada hacia mercados en crecimiento atractivos. Para alcanzar este objetivo entrará en servicio en 2011 otro horno más.

”Estamos aumentando nuestra capacidad de producción para impulsar nuestro negocio tradicional en crecimiento”, señala Klaus Schneider para justificar la conversión del horno, que entró en servicio a finales de mayo. La instalación incorpora ahora una calefacción eléctrica adicional, lo cual permite incrementar la capacidad de fusión sin variar las dimensiones del horno. La utilización de la tecnología de microflotado permite flotar también pequeñas cantidades de vidrio. El nuevo horno de microflotado, cuya puesta en marcha está prevista para 2011, ofrecerá una flexibilidad incluso mayor.
Estas son ventajas importantes, dado que el mercado se aleja de los vidrios estándar y reclama una variedad de vidrios con propiedades según especificación del cliente - para campos de aplicación especiales - cada vez mayor. Esto significa para los fabricantes de vidrios enfocar más específicamente sus actividades. Un paso en esta dirección fue la fundación, el 1 de abril de 2009, de SCHOTT TGS como unidad jurídicamente independiente del consorcio tecnológico SCHOTT, para concentrar las competencias en el campo del vidrio especial plano para aplicaciones técnicas. En este sentido, la nueva filial fundada asumió gran parte de la antigua Jenaer Glaswerk, con una plantilla de 300 colaboradores en Jena y un amplísimo potencial de recursos humanos, repartido entre más de 30 Oficinas de Ventas en todo el mundo.
Gracias a ello SCHOTT TGS dispone de un extenso know how para el desarrollo, la fusión, el conformado en caliente y el procesado de vidrio especial de alta resistencia mecánica y resistencia térmica extraordinaria. En su papel como asesora y partner, la empresa presta además asistencia a sus clientes en todas las cuestiones relacionadas con las propiedades de los vidrios, así como con las tecnologías de fusión, procesado y transformación. Según Klaus Schneider, uno de los puntos fuertes destacados de la empresa es el desarrollo de vidrios y aplicaciones a la medida del cliente: “Desarrollamos nuevos tipos de vidrios especiales para nuestros clientes directamente en nuestras instalaciones de producción y los perfeccionamos hasta la madurez para el mercado. No somos simplemente un proveedor de vidrios, sino de productos de marca.”

Captación de nuevos mercados gracias al vidrio aluminosilicato
SCHOTT TGS ofrece una gama de productos de vidrio borosilicato flotado y laminado en una amplia variedad de espesores y formatos específicos para el mercado. Sus propiedades especiales les abren un amplio abanico de campos de aplicación, que van desde las aplicaciones domésticas, la protección contra incendios y la óptica, hasta la ingeniería médica y la fotovoltaica. Un ejemplo de esta variedad de aplicaciones es la conocida marca “Borofloat”, un vidrio borosilicato flotado con una elevada resistencia térmica y una buena calidad de superficie. Por otra parte, desarrollamos tipos de vidrio para sectores de mercado específicos: la marca “Pyran”, por ejemplo, comprende vidrios flotados especiales y vitrocerámicas para la protección contra incendios.
Los vidrios especiales técnicos están encontrando también un uso creciente en modernas aplicaciones biotecnológicas y electrónicas. SCHOTT TGS produce, por ejemplo, substratos de vidrio borosilicato para soluciones de microarrays para el análisis de ADN y proteínas. Desde hace poco fabrica vidrio aluminosilicato con aluminosilicato no sólo para aplicaciones tradicionales, como son los vidrios de seguridad para trenes de alta velocidad, sino también para nuevos mercados, como las tapas y pantallas táctiles para teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles y unidades de disco duro. Esto representa una gran oportunidad para el futuro, según Klaus Schneider: “Actualmente estamos en vías de evaluar las propiedades y las prestaciones de estos vidrios, para determinar su potencial para otras aplicaciones.”
El Dr. Hans-Joachim Konz, miembro del Consejo de Dirección de SCHOTT AG, enciende el quemador de calentamiento para la entrada en servicio del horno de vidrio flotado nº 8 en Jena, el 27 de mayo de 2010.
Modificar
SCHOTT utiliza cookies en este sitio web para mejorar la experiencia de uso del mismo y proporcionar el mejor servicio posible. Si continúa navegando por este sitio web, usted estará consintiendo que utilicemos cookies.