SCHOTT solutions n° 2/2014 > Tecnología médica

Luz de precisión para cirujanos
El sistema quirúrgico telerobótico daVinci®, de Intuitive Surgical, consta de una consola para cirujanos, un carro provisto de brazos robóticos para el paciente, instrumentos endoscópicos y visión en 3D. El sistema más reciente emplea fibras de vidrio PURAVIS®, de SCHOTT, (izquierda) para iluminar las zonas quirúrgicas. Foto: Intuitive Surgical

Luz de precisión para cirujanos


Las fibras ópticas de vidrio y los sistemas de iluminación de SCHOTT son útiles en muchos campos, entre ellos, algunos tan vitales como la cirugía mínimamente invasiva.


Stephanie Hügler

En los años 70 se creía que en un futuro cercano los robots reemplazarían a las personas. Las películas de la época mostraban androides robóticos, que parecían y actuaban como humanos. Actualmente, en 2014, nos ayudan en nuestras tareas, pero normalmente, ni se parecen a nosotros, ni están realmente pensados para reemplazarnos. En cambio, se basan a menudo en sistemas asistidos por ordenador, que nos ayudan profesionalmente, aunque el trabajo lo seguimos realizando nosotros.
Fibra de vidrio PURAVIS®
Foto: SCHOTT/H. Fischer
La cirugía es uno de los campos que se benefician más de la robótica, porque requiere una precisión absoluta. Operar al paciente implica siempre cortar y manipular tejidos, lo cual deja cicatrices y produce dolor. La cirugía mínimamente invasiva es un método estándar para mitigar los efectos secundarios. Es la primera elección para muchas operaciones, como extirpar el bazo, el apéndice o tejidos cancerosos. A diferencia de la cirugía ”clásica”, requiere sólo unas pequeñas incisiones para una cámara, la iluminación, los escalpelos y otros instrumentos endoscópicos. Aun así, aunque las técnicas conocidas como ”laparoscópicas” tuvieron en los años 80 y 90 una amplia difusión para intervenciones relativamente sencillas, durante mucho tiempo la profesión médica estuvo convencida de que la cirugía mínimamente invasiva era demasiado arriesgada para intervenciones más complejas.
PURAVIS®
Las fibras PURAVIS® garantizan la transmisión de luz blanca desde grandes distancias, al interior del cuerpo del paciente. Foto: Intuitive Surgical
Esto ha cambiado desde que la empresa estadounidense Intuitive Surgical ha presentado la cirugía telerobótica. Su sistema quirúrgico daVinci® está compuesto por una consola, que permite al cirujano estar cómodamente sentado mientras opera, un trípode con 3 ó 4 brazos robóticos, instrumentos endoscópicos y un sistema de visión en 3D. Los movimientos del cirujano se transmiten de forma precisa a los minúsculos instrumentos, como escalpelos, tijeras y porta-agujas, fijados a los brazos del sistema, con una capacidad de rotación mucho mayor que la de la muñeca humana. ”Esta tecnología se puede utilizar en un amplio espectro de terapias quirúrgicas mínimamente invasivas, pero nuestro sistema más reciente ha sido diseñado específicamente para cirugías multicuadrante complejas, como las operaciones de próstata”, explica Mike Hanuschik, Director de Diseño y Product Management de Intuitive Surgical. Al permitir un acceso a través del abdomen, el tórax y diversas aberturas del cuerpo, el sistema se puede utilizar también en campos médicos tan diversos como la ginecología y la cirugía torácica, cardíaca y general. “Ofrecemos control intuitivo y diseño ergonómico, proporcionando una visión muy ampliada en 3D-HD. Dotamos al cirujano de una extensión virtual de sus ojos y manos dentro del paciente”, explica Hanuschik.
PURAVIS®
Las ópticas de fibras ecológicas PURAVIS®, de SCHOTT, son resistentes y pueden soportar más ciclos de esterilización que las fibras conven­cionales. Foto: SCHOTT/C. Costard
Fundada en 1995, Intuitive Surgical se ha convertido en el líder del mercado de sistemas asistidos por ordenador. Su sistema de cirugía telerobótica daVinci® es el más avanzado e instalado del mercado. La visualización en 3D detallada permite trabajar con la máxima precisión. Aquí es donde entra en escena la tecnología de SCHOTT: ”Suministramos la luz para el cirujano”, explica Ralf Daferner, Responsable de la División Médica en la UN Iluminación e Imagen de SCHOTT. ”El nuevo sistema de Intuitive se beneficia ahora de la óptica de fibras ecológica PURAVIS®, que se fabrica sin plomo, antimonio ni arsénico y garantiza la transmisión de luz blanca desde grandes distancias, al interior del cuerpo del paciente.” Las fibras PURAVIS® de SCHOTT son muy resistentes, lo que a largo plazo, supone un gran ahorro para los hospitales. Esto se debe a su estabilidad química excelente, que es determinante para el reacondicionamiento médico y la limpieza. Permite esterilizar el instrumental médico mucho más a menudo que cuando está equipado con fibras convencionales – algo obligatorio en hospitales en los que el instrumental estéril es vital para prevenir infecciones en el quirófano. ”Los conductores de luz de SCHOTT son una parte indispensable de los sistemas de cirugía robótica de Intuitive Surgical”, comenta Hanuschik. ”Proporcionan exactamente la iluminación que necesita el cirujano para distinguir con seguridad entre diferentes tipos de tejido y para hacerlo de forma fiable a lo largo de mucho tiempo.”

A medida que las soluciones de iluminación y los sistemas quirúrgicos mínimamente invasivos se vuelven más sofisticados, Hanuschik cree que la cirugía robótica se convertirá pronto en el estándar para muchas intervenciones complejas. ”El futuro de las operaciones mínimamente invasivas está en la cirugía robótica”, opina Hanuschik. ”Médicos de todo el mundo han utilizado con éxito el sistema daVinci® en aprox. 1,5 millones de intervenciones quirúrgicas, p. ej. en hospitales de renombre como el New York University Medical Center, el USC University Hospital de Los Ángeles y cientos más. Seguiremos mejorándolo, para hacer menos agresivas las intervenciones quirúrgicas.” <