SCHOTT solutions n° 2/2014 > Refrigeración comercial

Tapas correderas y puertas de vidrio de SCHOTT
Foto: SCHOTT Gráfico Fuente: Vectorstock/Designagentur Wagner

Frío más seguro


Las tapas correderas y puertas de vidrio de SCHOTT mantienen los alimentos más frescos y rebajan los costes energéticos de la refrigeración comercial.


Thomas H. Loewe

Pavos, carne fresca o pizza congelada – estos alimentos no estarían disponibles en los supermercados si no fuera por la moderna refrigeración. Para ofrecer los alimentos de forma bien visible y a la temperatura óptima, los comercios de alimentación utilizan a menudo las denominadas islas de congelación, unas vitrinas de grandes dimensiones, fácilmente accesibles para el cliente. Hasta ahora, muchas de ellas carecían de tapa. Esto hacía difícil mantener la cadena de frío, especialmente en países más calurosos como ­Brasil. A la vista de la escalada de los precios energéticos y de la creciente importancia de la higiene y la calidad de los alimentos, muchos comercios de alimentación están cambiando a las islas de congelación cerradas o reequipan las antiguas con tapas de vidrio. SCHOTT ha desarrollado puertas y tapas de vidrio de alta calidad y colabora con un fabricante de refrigeración comercial brasileño, en el desarrollo de soluciones a medida para el mercado sudamericano.
Tapas correderas y puertas de vidrio de SCHOTT
Foto: SCHOTT
”En un típico supermercado brasileño, la refrigeración representa la mitad de los costes energéticos”, explica Luiz Renato de Oliveira Chueire, Director General de Eletrofrio Refrigeração, un fabricante líder de sistemas de refrigeración comercial en el sur de Brasil. “De hecho, los costes energéticos son el segundo gasto más importante tras los costes salariales”, añade de Oliveira. Además, los costes energéticos han crecido en 2014 un 20 % en Brasil y de Oliveira prevé un aumento adicional del 20 % para 2015. La reducción de costes y consumo energético es primordial y las cadenas de supermercados brasileñas están invirtiendo mucho con este fin.

Una forma sencilla de hacer más eficiente la refrigeración es instalar puertas o tapas correderas. Otra es fabricar las vitrinas y murales con un cerramiento fijo de vidrio. ”Con los cerramientos de vidrio se puede ahorrar hasta un 50 % de energía, en comparación con las islas de congelación abiertas”, señala de Oliveira. ­SCHOTT Flat Glass ha sido la primera empresa de Brasil en fabricar tapas y puertas de vidrio de alta calidad, para responder a ambos planteamientos. Al producirse menos escarcha en el interior, se reduce la necesidad de desescarche de unas 2 veces por día a 2 veces por semana. Esto significa que las temperaturas se mantienen constantemente bajas, con la consiguiente reducción del consumo energético total. La instalación de tapas y puertas de vidrio también beneficia a la calidad de los alimentos congelados, porque se protegen contra las radiaciones infrarrojas y con el desescarche menos frecuente, los alimentos están expuestos a menos fluctuaciones de temperatura, mejorándose además considerablemente el aspecto higiénico.
Sistemas de refrigeración
Para satisfacer la creciente demanda en Brasil y el resto de Sudamérica, SCHOTT ha ampliado mucho sus instalaciones de producción locales. Clientes como Eletrofrio saludan este hecho: ”Opinamos que SCHOTT ofrece los mejores sistemas de puerta de vidrio para nuestros refrigeradores, con las emisión energética más baja. Esta solución de vidrio es superior a otros productos del mercado brasileño”, señala de Oliveira, que se alegra de que su empresa seguirá desarrollando junto con SCHOTT, nuevos cerramientos de vidrio a medida: ”Hoy en día, el 90 % de los equipos de refrigeración y congelación de los supermercados siguen siendo abiertos. En el futuro, todos los murales y vitrinas deberán ser cerrados. Trabajamos con SCHOTT en el campo de las tapas correderas y las puertas giratorias y pronto llegarán más soluciones”, concluye de Oliveira. <
Sitio web de SCHOTT
Commercial Refrigeration