SCHOTT solutions n° 2/2013 > Óptica de fibras

Foto: Celsius

El teléfono de relojería


Los fabricantes de dispositivos móviles Celsius X VI II tienen un sueño poco corriente: un teléfono móvil enteramente mecánico. SCHOTT les ha ayudado a idear para su modelo más reciente un sistema de generación de imagen que prescinde totalmente de las pantallas digitales.


Thomas H. Loewe

Es la más perfecta fusión de tecnología de telecomunicaciones y micromecánica: el teléfono móvil de Celsius X VI II. Esta innovadora marca francesa viene combinando moderna telefonía móvil con tradicional relojería mecánica desde 2008. ”Me vino la idea durante un vuelo desde París a Hong Kong”, comenta Thomas Pruvot, fundador de la empresa. Frustrado por dejar de disponer de la indicación de la hora cuando se veía obligado a apagar su teléfono móvil, imaginó una solución mecánica: un teléfono móvil fusionado con un mecanismo de tourbillon con cuerda automática. El modelo más reciente incorpora un innovador sistema de generación de imagen desarrollado en colaboración con especialistas de SCHOTT Lighting and Imaging.
El Optik GMT de la marca francesa Celsius X VI II es un teléfono móvil muy especial. Este aparato combina con estilo tecnología de telefonía móvil con el arte tradicional de la relojería. Unas varillas conductoras de luz multinúcleo de SCHOTT hacen posible visualizar la fecha y la hora incluso sin electricidad. Foto: Celsius
”A primera vista, los dígitos de fecha del OptiC GMT parecen emerger de la nada en una pequeña pantalla pixelada”, explica Pruvot. Pero, de hecho, están grabados en un cilindro rotativo alojado en el corazón del mecanismo micromecánico del teléfono. “No tiene nada que ver con un sistema de generación de imágenes digital”, explica Martin Cramer, del equipo de desarrollo técnico de SCHOTT. En lugar de esto, la luz es guiada por medio de varillas y conos de vidrio hasta el cilindro de fecha y de nuevo hacia el exterior. El sistema se basa únicamente en componentes mecánicos y ópticos, por ejemplo unas varillas conductoras de luz de núcleo múltiple desarrolladas específicamente por SCHOTT.

Lo que parece un bloque de vidrio es en realidad una obra de arte óptica, compuesta por múltiples fibras. Cramer: “Cada varilla consiste en más de 1.000 fibras individuales tan finas como un cabello humano”. Juntas conforman una solución de generación de imágenes a la que se puede dar cualquier forma que se desee. Así, la geometría de los conos utilizados para los displays tanto de fecha como de zona horaria tiene además un efecto ampliador. Y como cada fibra óptica transmite un único píxel de luz, la combinación de todas las fibras permite que el sistema transmita una imagen muy nítida del interior del teléfono.

Con cada nuevo modelo que desarrolla, el equipo de Celsius X VI II se acerca un paso más a la consecución de su sueño: un teléfono móvil enteramente mecánico. Un sueño que abraza un concepto que hoy en día sigue siendo imposible, pero que podría convertirse en realidad en el futuro. Pruvot: ”Con la ayuda de SCHOTT nos hemos acercado un poco más a nuestro objetivo”. <
Sitio web de SCHOTT
SCHOTT Lighting and Imaging