SCHOTT solutions n° 2/2012 > Arte con luz

Las obras de arte de Giny Vos utilizan troncos de árbol, tubos de vidrio y LEDs para crear un lugar bañado en luz misteriosamente bello. Los tubos de vidrio borosilicato presentan una elevada resistencia a los impactos, a los cambios de temperatura y a las rayaduras, así como solidez a la luz. En otras palabras, son idóneos para usos exteriores. Foto: SCHOTT/H. Cock

Crear algo nuevo sin relegar lo antiguo


La artista holandesa Giny Vos ha utilizado troncos de árbol, tubos de vidrio y LEDs para crear ”The Window of Your Eyes”, una simbiosis de gran efecto entre materiales naturales y tecnología moderna y sostenible.


Christine Fuhr

Sus obras de arte no están ”escondidas” en galerías de arte o museos, sino integradas en el espacio público, donde todos las pueden ver y experimentar. Captan la atención del observador, hacen más visibles los aspectos medioambientales y los sitúan bajo una nueva luz en términos tanto literarios como figurativos. Sus obras reflejan también siempre una fascinación por la ciencia y la tecnología. La luz en movimiento, ya sea mediante vídeo, ordenador, neón o display LED, es un medio de expresión y diseño importante para la conocida artista holandesa Giny Vos (52). Sin embargo, para esta artista especializada en instalaciones y tratamiento de la luz nacida en Róterdam, el foco principal no está sólo en la existencia física de sus ”obras de luz”, sino en los procesos que éstas desencadenan. Sus instalaciones cuentan su propia historia. No sólo existen físicamente, sino que se comunican activamente con su entorno y amplían la experiencia in situ. ”La obra permite que la situación actual aparezca bajo una nueva luz, al crear una nueva sin obligar a que la anterior desaparezca,” explica Giny Vos.
Giny Vos, en la inauguración de ”The Window of Your Eyes”, lleva desde 1985 realizando instalaciones con luz en espacios públicos. Su estudio está en Ámsterdam. Foto: SCHOTT/H. Cock
Por otra parte, su obra más reciente, ”The Window of Your Eyes”, en los terrenos del gobierno provincial en la ciudad holandesa de Assen, demuestra cómo un entorno real influye sobre la experiencia artística. Giny Vos se dejó inspirar por el paisaje que encontró allí, con su impresionante avenida de robles y un atrio excavado de forma natural, que presumiblemente fuera utilizado en la Edad Media para celebrar asambleas y sesiones parlamentarias.

La instalación, situada en medio de un área similar a un parque, fue realizada con troncos de árbol, tubos de vidrio y LEDs, formando una simbiosis perfecta entre elementos naturales y tecnología moderna y sostenible. 200 troncos de árbol de 4 m de longitud cubren una superficie, dentro de la cual unos efectos de luz dinámicos encandilan al observador. La luz fluye en todas las direcciones, se enciende, se apaga de nuevo, emite destellos, adopta diferentes colores y formas, que van desde deslumbrante hasta de suave resplandor. Los troncos, de 11 cm de grosor, están separados entre sí 85 cm para permitir que el observador pasee entre los mismos sin dificultades. Están unidos por el centro a diferentes alturas mediante tubos de vidrio transparente DURATAN®, de SCHOTT, de 80 a 120 cm de longitud.

“Con el vidrio templado térmicamente DURATAN® encontramos la solución perfecta para este proyecto. Con relación a las dimensiones de los tubos, escogimos un diámetro exterior de 110 mm, un espesor de pared de 7 mm y una longitud de entre 1.000 y 1.500 mm,” explica Hanneke Velders, de SCHOTT Benelux. Los tubos de vidrio especial llevan montados en su interior más de 2.300 LEDs, formando cada tres lámparas multicolor un punto de luz.

Al público, este juego de luces que parece casi místico tanto desde la distancia como desde su mismo centro, le ofrece una oportunidad para reflexionar y contemplar. ”En mi fantasía, quería que ’The Window of Your Eyes’ fuera un lugar de encuentro, un hogar, un lugar misteriosamente bello bañado en luz,” comenta Vos. La respuesta del público demuestra que su fantasía se ha hecho realidad. Una realidad que bien podría alumbrar mucho más allá de los límites de la capital de la provincia holandesa de Drenthe, como espera su responsable.  <|