SCHOTT solutions n° 2/2012 > Vidrio delgado

¡Vidrio extraordinariamente delgado, transparente, enrollable ... y puro! SCHOTT es el único fabricante capaz hasta la fecha de producirlo en espesores de tan sólo 25 µm, gracias a su tecnología de estirado descendente, única en su género. Foto: SCHOTT/A. Sell

Ultrafino y con talento


Vidrio enrollado que contiene microelectrónica – esto quizá deje de
ser pronto una visión de futuro. Utilizando una técnica de estirado en continuo, SCHOTT ha conseguido fabricar el vidrio más delgado del
mundo y después enrollarlo.


Thilo Horvatitsch

Lo que cruje suavemente entre los dedos de Uwe Wilkens no es sólo una finísima lámina transparente, sino la excitación que genera este tema. Este responsable de producto en SCHOTT lanza al mercado una novedad para la cual se profetiza un brillante futuro: un vidrio especial de tan solo unas micras de espesor, que puede producirse en forma de banda continua y enrollarse. ”Hace dos o tres años ni siquiera los expertos hubieran soñado con que esto sería posible,” comenta Wilkens. Aunque ya hay disponible vidrio delgado en el mercado, SCHOTT es actualmente el único fabricante capaz de producirlo con un espesor de tan solo 25 µm.

En la fábrica de SCHOTT en Grünenplan (Alemania) ya llevan enrollados y desenrollados cuidadosamente varios cientos de metros de este material ultrafino. El hecho de que este vidrio ultrafino sea tan flexible y resistente a la rotura se puede atribuir no sólo a la solidez del material mismo, sino también a la sofisticada fabricación, que emplea la tecnología de estirado descendente (ver a continuación: detalles). ”Actualmente estamos ofreciendo espesores de material de 100 hasta 25 µm. Sin embargo, todavía no se han explorado los límites. Ya hemos fabricado vidrio que es incluso más delgado,” agrega Wilkens.
El vidrio especial en rollo (arriba) y sus cualidades abren la puerta a un mundo de aplicaciones largamente soñadas, por ejemplo la utilización de elementos de iluminación OLED (derecha), que pueden imprimirse sobre este material ultradelgado. Foto arriba: SCHOTT/C. Costard. Foto derecha: The OLLA project/Fraunhofer IPMS
El vidrio ultradelgado en forma de hojas cortadas ya se ha lanzado al mercado. Esta, pero especialmente la nueva versión que viene en forma de rollo, abre la puerta a un mundo de aplicaciones largamente soñado. Este vidrio ultradelgado y flexible puede reemplazar materiales flexibles y resistentes, pero que no poseen las propiedades físicas y químicas del vidrio. Los plásticos, por ejemplo, presentan una desventaja clave: no son estancos al gas y no ofrecen una protección suficiente de los componentes electrónicos frente a los agentes ambientales. En cambio, el vidrio especial soporta temperaturas elevadas y es estable a largo plazo, soporta las cargas mecánicas, es altamente resistente a las sustancias químicas y absolutamente resistente a la difusión. Además, protege contra la radiación UV. Esto es aplicable, por ejemplo, a los vidrios delgados ecológicos que ofrece SCHOTT, como el D 263® T eco y el AF 32® eco. Ambos estarán también disponibles en rollos.

No son sólo las propiedades especiales del vidrio las que le permiten abrir nuevos campos de aplicación, sino también el hecho de que pueda presentarse en forma de rollos. Quizá será posible, por ejemplo, producir circuitos electrónicos mediante impresión continua, en un proceso de fabricación de ”rollo a rollo”. En este caso ya no se depositarían en fase vapor, serigrafiarían u obtendrían mediante ataque químico o insolación los circuitos, como hasta ahora, sobre substratos de vidrio individuales. El vidrio sería conducido a través de las diferentes estaciones de procesado directamente desde el rollo y se volvería a bobinar al final, sin necesidad de cortarlo. Este tipo de procesamiento industrial abre también nuevas posibilidades en cuanto a prestaciones, calidad y costes, porque permitirá imprimir elementos de iluminación OLED sobre el vidrio ultradelgado. Los OLEDs (acrónimo de diodos orgánicos de emisión de luz) están compuestos por materiales orgánicos semiconductores a base de moléculas de carbono y forman superficies iluminantes de película delgada. Hasta ahora se ha venido utilizando plástico para elaborarlos como fuentes de luz, pero éste ofrece una protección a largo plazo insuficiente para un material avanzado relativamente delicado como es el OLED. Empresas de renombre en Asia y Europa han descubierto ahora las ventajas del vidrio ultradelgado y están ensayando ya este innovador material.

También se abren oportunidades de mercado en otros campos. Un cliente de Asia está utilizando vidrio ultradelgado como substrato para baterías de dispositivos móviles. Son imaginables muchas otras aplicaciones, por ejemplo, componentes electrónicos y placas de circuito impreso o revestimientos estancos al gas de materiales sólidos, como tuberías para uso en la técnica de conexión. Este vidrio ultradelgado también podría resultar atractivo como elemento de diseño en interiorismo y en vehículos, porque con ayuda de tecnologías de conformación pueden obtenerse también geometrías de vidrio en 3D. Un laminado compuesto por vidrio ultradelgado y plástico, que combinara las ventajas de ambos materiales, podría ser sólo una más de las interesantes posibilidades de aplicación.

Sin embargo queda clara una cosa: que la forma de presentación y el procesado ulterior, particularmente de este vidrio, exigen cooperar con los usuarios. ”SCHOTT ha colaborado siempre muy estrechamente con la industria y ésta no será una excepción,” asegura Wilkens. ”Nuestros clientes están mostrando un gran interés y esto nos reafirma en el camino emprendido.” El plan es instalar bobinadoras estacionarias, con sus sistemas de inspección en línea para el control de calidad, así como equipos de corte con láser, en otras palabras, crear capacidades de producción antes de final de año. Está previsto lanzar el vidrio ultradelgado en forma de rollo al mercado en 2013.  <|

DOWN-DRAW: TECNOLOGÍA CON RESISTENCIA A LA TRACCIÓN

Sitio web de SCHOTT
Advanced Optics