Contenido solutions n° 2/2011 > Museo del vidrio

El Shanghai Museum of Glass, con 5.000 m2 de superficie de exposición, está dedicado a la historia del vidrio y a las influencias de las culturas. Diseñado para ser interactivo, el museo anima a sus visitantes a experimentar de forma lúdica y así acumular nuevas experiencias con el vidrio. Foto: diephotodesigner.de

Puente entre culturas


El Shanghai Museum of Glass, que abrió sus puertas en mayo de 2011, se ha fijado el objetivo de compartir las posibilidades ilimitadas del vidrio con el máximo número posible de personas.


Dr. Haike Frank

En Europa y Estados Unidos el arte del vidrio se estableció bastante rápidamente como disciplina académica durante los años 70. China les siguió hace unos 10 a 15 años. Zhuang Xiaowei, en la actualidad un artista reconocido internacionalmente, desempeñó aquí un papel fundamental. La Universidad de Shanghai le convenció en 1998 para que obtuviera un Máster en el Arte del Vidrio en la Escuela de Arte y Diseño de la Universidad de Wolverhampton.
Fotos: diephotodesigner.de
Tras su retorno a China, la universidad inglesa le proporcionó asistencia técnica para crear un estudio de vidrio en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Shanghai. En la actualidad el instituto está muy reconocido por la escena artística internacional. Gracias a sus experiencias multiculturales, Zhuang Xiaowei ha podido abrir el arte chino del vidrio a nuevos planteamientos y asegurarle al vidrio un importante papel como material en la historia del arte de su país. Este experimentado artista y maestro de taller recibió un encargo de la Shanghai Glass Company para crear un museo del vidrio interdisciplinar e interactivo dentro de su vieja planta de fusión, ya abandonada. Las grandes naves de fábrica, situadas al norte de esta metrópolis global, rodeadas literalmente de encanto histórico, ofrecen más de 5.000 m2 de espacio de exposición.

En el museo se cuenta la historia del vidrio en Occidente y Oriente en paralelo, así como las influencias mutuas entre estas culturas a lo largo de la historia. Todo gira en torno a la diversidad y la simultaneidad del vidrio, porque todo se repite en otra parte. Es la motivación principal de la exposición, representada simbólicamente mediante el motivo del caleidoscopio, utilizado de muchas formas dentro del museo: desde una sala caleidoscópica hasta la presentación visual del arte contemporáneo.
Foto: diephotodesigner.de
”Debemos a Zhuang Xiaowei que el museo consiga unir diferentes mundos y culturas”, explica Tilman Thürmer, el arquitecto alemán contratado por Zhuang para la arquitectura interior y el diseño del museo (Entrevista). ”Él ha hecho que el tema principal para el equipo de proyecto germano-chino fuera inspirarnos y ayudarnos mutuamente y alcanzar una gran comprensión entre nosotros. De lo contrario, no hubiéramos podido llevarlo a buen puerto”, añade Thürmer.

Ideado de forma interactiva, equipado con estaciones de experimentación y lúdicas, el museo se entiende como un espacio vivencial. La exposición rompe con los conceptos tradicionales de museo y presenta el vidrio como un material versátil: es testigo de nuestra cultura e historia, un material funcional con valores estéticos y artísticos, la base para innovaciones y un material utilizado en la vida cotidiana.

Como lugar de encuentro que es, el museo atrae a muchos visitantes, también gracias a los numerosos eventos culturales y talleres artísticos en torno al vidrio que se organizan en el mismo. <|
Sitio web de SCHOTT
Interior