SCHOTT solutions n° 2/2010 > Iluminação

Foto : SCHOTT

Brillo claro como el cristal


Varias vitrinas de la Boutique Swarovski, del Rockefeller Center de Nueva York, han sido provistas de un innovador sistema de iluminación de SCHOTT.


Dr. Gabriele Reinartz

Nueva York siempre merece una visita. Especialmente antes de Navidades, cuando los centros comerciales se llenan de gente comprando regalos. Todo el mundo en esta ciudad de ocho millones de habitantes parece tener prisa. Pero en uno de los primeros días de diciembre la paz y la tranquilidad se adueñan temporalmente de la ciudad, por lo menos en Manhattan. En esta fecha, un grupo de personas se reúnen en la Lower ­Plaza del Rockefeller Center, para celebrar una tradición que se remonta a 80 años atrás: el alcalde en funciones acciona el interruptor que enciende la iluminación festiva del mayor árbol de navidad de los Estados Unidos.

De pronto, 30.000 lámparas hacen que la pícea noruega de 20 m de altura resplandezca en bellos colores. La punta del árbol está embellecida con una estrella de Swarovski, constituida por 25.000 cristales, con 1 millón de facetas. Su diámetro, de casi 2,90 m, y su espesor de medio metro son también dignos de récord. Fue creada por el artista alemán Michael Hammers en 2004.
Los sistemas de iluminación aquí utilizados son conocidos por su gran durabilidad, su bajo consumo eléctrico y la forma extraordinariamente atractiva de iluminar los cristales expuestos. Foto : SCHOTT
Varias de las vitrinas de Swarovski en el Rockefeller Plaza también brillan con renovado esplendor. Esta compañía tiene aquí una de sus boutiques más representativas. La empresa decidió renovar la iluminación de algunas de sus vitrinas y acudió a su proveedor de muchos años, SCHOTT North America. ”En este caso, el objetivo ha sido iluminar correctamente la bisutería desde todos los ángulos y, al mismo tiempo, rebajar los costes de mantenimiento para Swarovski,” explica Robert Hughes, Director de Ventas de Iluminación Arquitectónica en los EE.UU.. Además había que encontrar una solución respetuosa con el medio ambiente. El cliente se decidió a favor del nuevo sistema de iluminación LED híbrida, consistente en una combinación del iluminador SCHOTT Spectra™ LED de 100W y los acreditados componentes fibroópticos SCHOTT SpectraFlex®.

Las ventajas de este innovador sistema son obvias. Primero, estas fuentes de luz LED de 100 w tienen una vida útil de 50.000 horas, en otras palabras, aunque se mantuvieran encendidas durante 15 horas diarias, 365 días al año, no haría falta sustituirlas en 9 años. Segundo, tienen un irc superior a 90. Tercero, gracias a los cables fibroópticos pueden producir un foco gran angular, que permite iluminar los cristales desde múltiples direcciones. Cuarto, a pesar de que suministran la misma luminosidad que las lámparas de descarga tradicionales, consumen hasta un 40% menos. ”Ahora, los empleados de Swarovski se pueden concentrar en atender a sus clientes, porque no tienen que preocuparse de sustituir bombillas fundidas o de quitar el polvo del interior de las vitrinas,” explica Hughes. ”Los LEDs generan menos calor y, en consecuencia, levantan menos polvo,” añade. Igual que las lámparas de las vitrinas, las luces del árbol de navidad son LEDs, por lo que ahora compiten con los cristales de Swarovski por captar la atención de la gente. <|
Sitio web de SCHOTT
Iluminación