Contenido solutions n° 2/2009 > EE.UU.

La fábrica de Duryea, en Pensilvania, ha sido un productor de componentes ópticos de alta calidad líder en los EE.UU. y la segunda sede de I+D más grande de SCHOTT desde su fundación, en 1969. Razón suficiente para que a finales de 2008 la visitara el entonces candidato presidencial Barack Obama. Foto : American Aerial Scenes LLC

Buque insignia bajo las barras y estrellas


SCHOTT lleva más de 40 años fabricando e investigando con enorme éxito en su sede estadounidense de Duryea.


Matthew Kraft

Cuando en junio de 1969 se completó la primera fusión de vidrio óptico en Duryea, Pensilvania, todavía faltaban un mes para que se produjera la llegada del hombre a la Luna y dos meses para el festival de Woodstock. Desde entonces los 75 colaboradores iniciales de la fábrica han aumentado hasta 200 y 5 de ellos siguen trabajando aquí. Actualmente la sede de Duryea está integrada en SCHOTT North America, Inc. y es el buque insignia de la fabricación de vidrio óptico y la investigación de SCHOTT en los EE.UU. Actúa asimismo como la segunda sede de I+D con la oferta de servicios completa más grande del Consorcio, por detrás de la central de investigación de la sede principal de la compañía, en Maguncia (Alemania).

El recorrido que ha permitido alcanzar este estatus a la compañía no ha estado libre de obstáculos. A pesar de que el vertiginoso crecimiento de la óptica y la microelectrónica en los años 1960 y 1970 en los EE.UU. brindó muchas oportunidades de mercado, las empresas extranjeras como SCHOTT lo tuvieron difícil para no quedarse descolgadas. Sin embargo, la primera sociedad de producción en los EE.UU., fundada como SCHOTT Optical Glass, creció rápidamente. La división Óptica de ppg Industries fue adquirida por SCHOTT en 1970 y finalmente se convirtió en la División Oftálmica. En 1975, las instalaciones de producción habían triplicado ya la superficie, para acomodar una gama de productos ampliada, que incluía vidrio de protección contra rayos X, filtros de color, vidrio para láser y la vitrocerámica Zerodur®. La expansión física prosiguió con la construcción de un edificio para la producción de componentes, en 1977, seguido por las instalaciones para I+D, en 1981. En 1986 SCHOTT amplió su gama de productos y su cobertura geográfica en los EE.UU. con la adquisición de Reichert-Jung, que posteriormente sería conocida como SCHOTT Fiber Optics. Ya al año siguiente SCHOTT adquirió las instalaciones de la División Vidrio para Láser de Owen-Illinois.
Fotos : SCHOTT
Como el vidrio y sus aplicaciones abarcan los campos del conocimiento más variados, los expertos de Duryea que estudian sus propiedades y desarrollan nuevos productos incluyen físicos, químicos, especialistas en vidrio y vitrocerámicas, así como científicos especializados en materiales. Su labor, unida a los esfuerzos del personal de fábrica, ha cosechado 45 patentes y 4 “IR 100-Awards”. Este prestigioso premio a la investigación industrial es convocado cada año por la revista estadounidense R&D para elegir los mejores 100 nuevos productos. SCHOTT fue premiada en 1971 por sus ópticas de fibras para transmisión de rayos ultravioleta, en 1973 por el vidrio oftálmico HighLiteTM para lentes más delgadas en graduaciones altas, en 1979 por un vidrio para láser de fosfato dopado con neodimio y en 1987 por un vidrio para láser de fosfato dopado con neodimio libre de partículas de platino para los láseres de muy alta potencia utilizados en la investigación de la fusión nuclear. En 1996 SCHOTT instaló líneas de producción para satisfacer los requisitos del Lawrence Livermore ­National Laboratory, de California, y de otros clientes de vidrio para láseres. Ese mismo año la fábrica de Duryea recibió su certificación ISO 9001.
El control de calidad de las piezas en bruto (abajo) y barras (arriba) moldeadas específicamente es considerado uno de los pasos más importantes en la fabricación de vidrio óptico en Duryea. Fotos : SCHOTT/G. Cali
Los colaboradores que han trabajado en la fábrica de Duryea durante todos estos 40 años han tenido la oportunidad de seguir su progreso y crecimiento: Tony Angelella, Jefe de Mantenimiento, y Pacífico Stella, del Dpto. de Esmerilado y Pulido, se cuentan entre estos veteranos. Rich Andreoni que trabaja en la sección de Tratamiento Ácido, y Ray Haduck, del Dpto. de Fusión en Cuba, coinciden ambos en que la computerización a gran escala ha sido uno de los mayores cambios ocurridos durante este periodo de tiempo. Y la Asistente de Administración Matilda Licciardone señala la creciente complejidad del acabado de componentes ópticos de alta precisión frente a la fusión.

Los cambios han acompañado también al desarrollo de la gama de productos: en 2008 se introdujeron materiales para infrarrojos, que están disponibles ahora para todas las longitudes de onda principales del espectro. Esto ha convertido a Duryea en el único fabricante de los EE.UU. con una gama completa de vidrio óptico y técnico para aplicaciones industriales, médicas, de investigación científica y de seguridad. Duryea es asimismo el centro de competencia para vidrios ópticos de precisión altamente homogéneos.

Actualmente SCHOTT es uno de los fabricantes líderes de componentes ópticos de alta calidad para una amplia variedad de aplicaciones distintas. Recientemente se completaron las obras de las instalaciones de acabado, de 2.700 m², que amplían las capacidades de Duryea a servicios de acabado tales como una gama completa de capacidades de esmerilado y pulido de precisión con equipos CNC de 3, 4 y 5 ejes, corte con chorro de agua y recubrimientos especializados.
Los veteranos de la sede han venido siguiendo estos procesos desde hace 40 años Fotos : SCHOTT/G. Cali
Esto convierte a SCHOTT en un proveedor integrado de ópticas de calidad, tanto de moldeados en bruto como de lentes acabadas. La gama completa de vidrios ópticos, filtros de vidrio y vitrocerámica Zerodur® se fabrica sobre una superficie de unos 25.000 m². A lo largo de los años, esta filial ha desarrollado también muchos otros productos únicos en su género, que incluyen filtros potenciadores del contraste para displays en aeronaves, vidrios para láser en aplicaciones de alta energía y vidrios para visión nocturna.

“El constante servicio al cliente y las mejoras continuas en los productos y los procesos, continuarán siendo nuestras máximas prioridades,” señala Stephen Krenitsky, Vice President y Director de la sede de Duryea. “Aunque la fusión sigue siendo una parte importante de la producción,” añade.

Pero esta sede tiene más que ofrecer que sólo logros tecnológicos destacados: en 2008, el entonces senador y actualmente presidente de los EE.UU., Barack Obama, visitó la fábrica durante 4 horas, en el arranque de la campaña de otoño que le llevaría a la Casa Blanca. Esto significa que a SCHOTT le contemplan 40 años turbulentos en la historia de los EE.UU. y que está dispuesta a alcanzar muchos más hitos importantes. <|
Sitio web de SCHOTT
Advanced Optics