SCHOTT solutions n° 2/2009 > Protección del medio ambiente

Foto : Shotshop

Más verdes para
el futuro


SCHOTT está ampliando sistemáticamente su implicación ecológica mediante productos respetuosos con el medio ambiente.


Christine Fuhr

Lo verde está ganando terreno, no sólo por motivaciones ecológicas y medioambientales, sino también por razones de competitividad e imagen. Los analistas de tendencias están advirtiendo una “globalización de lo verde”, así como una creciente concienciación medioambiental en todo el mundo. Una cosa está clara: las técnicas de producción en masa del pasado consumen mucha energía y recursos y están sometidas a una presión enorme para volverse más innovadoras. A nivel político, las directivas y reglamentos en el ámbito europeo, como REACH (Registration, Evaluation, Authorisation and Restriction of Chemicals), las normas euro aplicables a vehículos y el reciclaje de aparatos electrónicos, están estableciendo nuevas referencias medioambientales y, en consecuencia, impulsando el desarrollo de productos más respetuosos con el medio ambiente.
Foto : SCHOTT
El consorcio tecnológico SCHOTT lleva muchos años marcándose los máximos niveles en la protección sostenible del medio ambiente y el clima, sin perjuicio de los requisitos legales aplicables. Como resultado de ello, los gases de escape de sus hornos de fusión están libres en más del 99,5% de partículas en suspensión, las emisiones de óxido nitroso son ahora un 75% inferiores a las de 1990, el consumo específico de energía por tonelada de vidrio ha caído en más de una cuarta parte y el consumo de agua ha sido reducido en más del 80%, gracias a las medidas de reciclaje. La utilización de gas natural/oxígeno (oxi-fuel) o energía eléctrica para calentar los hornos de fusión ha permitido recortar aún más las emisiones.
Fotos : SCHOTT
Otra ventaja medioambiental más: el 98% del calcín (residuos de vidrio) se recicla. Hay implantado a nivel interno desde 1995 un Sistema Integrado de Seguridad y Protección Medioambiental (IMSU), que asegura una aplicación consistente de los mismos estándares de seguridad laboral, protección del medio ambiente, medicina laboral preventiva y gestión de emergencias en todas las sedes de SCHOTT del mundo. Estos estándares incluso mejoran los requisitos legales de algunos países. Aparte de desarrollar tecnologías (de fusión) más eficientes energéticamente y de reducir el consumo de energía y de recursos y las emisiones derivadas de la producción, se está prestando mayor atención a la fabricación de productos compatibles con el medio ambiente.

“Project Green”, del Dpto. de Investigación y Desarrollo de SCHOTT, se dedica a evaluar concretamente las normativas de política medioambiental, tales como REACH y RoHS (“Restriction of the use of certain hazardous substances”). “Analizamos la legislación y los requisitos medioambientales actuales y futuros, anticipamos su ejecución y evaluamos si son viables desde el punto de vista de la tecnología y la ciencia de materiales,” explica el Dr. Jochen Alkemper, Jefe de Proyecto. Añade que el objetivo es también identificar oportunidades para productos “verdes” y desarrollar soluciones innovadoras, que incluso mejoren los requisitos legales. Por ejemplo, evitando utilizar materias primas nocivas para el medio ambiente y prescindiendo del arsénico y el antimonio en el proceso de fabricación. O también optimizando el proceso de producción desde el punto de vista energético. Pero también identificando los límites.
 

”Mas de una tercera parte de las patentes solicitadas se considera que tienen relevancia medioambiental.”

Director de Dpto. de Patentes de SCHOTT

 
SCHOTT está impulsando el desarrollo de productos ecológicamente compatibles: unos módulos fotovoltaicos de SCHOTT Solar hacen posible la generación eléctrica respetuosa con el medio ambiente. Hay ya versiones ecológicas de vidrios de protección contra incendios, vidrios ópticos y placas de cocción vitrocerámicas SCHOTT Ceran®. Fotos : SCHOTT

Ya se han desarrollado productos ecológicos


SCHOTT ya ha implantado un proceso para el desarrollo (perfeccionamiento) sistemático de materiales, productos y técnicas respetuosas con el medio ambiente a nivel de toda la compañía. Está ofreciendo vidrios ecológicos en numerosos segmentos de productos.

En la BU Aplicaciones Domésticas, por ejemplo, Ceran Suprema® y Ceran Hightrans® eco, las primeras, y por ahora únicas, placas de cocción vitrocerámicas del mundo fabricadas sin adición de los metales pesados tóxicos arsénico y antimonio, realmente han supuesto un hito en cuanto a respeto al medio ambiente (ver la solutions 02/2008). Específicamente para el mercado de los EE.UU. se ha desarrollado Pyran® Platinum, la primera vitrocerámica flotada transparente del mundo que se fabrica sin utilizar los metales pesados contaminantes arsénico, antimonio y bario.

Hace más de 10 años la BU Óptica ya modificó su programa de vidrios ópticos mediante la introducción de 66 vidrios que no contienen ni plomo ni arsénico. Todos los vidrios desarrollados desde entonces están asimismo libres tanto de plomo como de arsénico.
SCHOTT comenzó a filtrar las partículas en suspensión de los hornos de fusión de vidrio en Maguncia en 1978. Diez años más tarde, el aire de escape de las chimeneas estaba ya libre en un 99% de partículas en suspensión. Foto : SCHOTT
También se emplean materiales libres de plomo en aplicaciones fibroópticas para odontología. En los campos de la electrónica y la biotecnología se están desarrollando o están ya comercializados bajo la marca “Eco-Glass” numerosos vidrios delgados, que prescinden enteramente de agentes de afino, como el arsénico o el antimonio, o sólo contienen cantidades de los mismos inferiores a los niveles legalmente admitidos: AF 32® eco, por ejemplo, un vidrio delgado no alcalino para obleas, D 263® T eco, un vidrio para filtros resistente a las rayaduras y sin sustancias peligrosas para lentes fotográficas en teléfonos móviles y pantallas táctiles y D 263® M eco, un vidrio utilizado como cubreobjetos en microscopia. Hay otros productos ecológicos, tanto en desarrollo como en cartera, pertenecientes a las áreas de ópticas de fibras, y vitrocerámicas Robax® para chimeneas. En éstas últimas, un recubrimiento especial de infrarrojos (IR) ayuda a conseguir una combustión más eficiente, con niveles de emisión más bajos.
En los productos “verdes”, por ejemplo no se emplea ninguna sustancia nociva para el medio ambiente durante la fusión y se prescinde del arsénico y del antimonio en el proceso de fabricación. Foto : SCHOTT
Junto con asociaciones que representan a la industria europea del vidrio, SCHOTT está promoviendo que el vidrio es básicamente inocuo tanto para los seres humanos como para el medio ambiente, de modo que pueda acogerse al registro simplificado que tiene previsto implantar la UE. Todos los productos de SCHOTT satisfacen los requisitos legislativos actuales. El amplio espectro de actividades de la compañía queda reflejado también en las patentes que tiene registradas. “Más de una tercera parte de las patentes solicitadas se considera que tienen relevancia medioambiental,” señala el Director del Dpto. de Patentes de SCHOTT, Thomas Harbach. Los vidrios y componentes de SCHOTT también contribuyen a la generación (alternativa) y al ahorro de energía. Los tubos receptores para centrales termosolares, que van a ser utilizados como una tecnología fundamental en el proyecto Desertec (ver la página 20), son uno de tantos ejemplos. Módulos fotovoltaicos, vidrios de protección solar y aislantes, LEDs en lugar de fuentes de luz halógenas de gran consumo para soluciones fibroópticas, materiales sellantes basados en vidrio para pilas de combustible que operan a altas temperaturas o soluciones de vidrio delgado que ahorran energía en hornos y neveras/congeladores, son otros ejemplos de estas soluciones. <|
Sitio web de SCHOTT
Protección del medio ambiente