Placas de cocción

Foto: SCHOTT
Christine Fuhr

Vitrocerámica pura

SCHOTT produce la primera y única placa de cocción que no contiene metales pesados tóxicos.

Ahora que el cambio climático está recibiendo una mayor atención, la preservación de la naturaleza y el medio ambiente, así como la sostenibilidad, han adquirido relevancia en la conciencia pública de todo el mundo. Los políticos están fijando nuevos estándares, tanto a escala nacional como internacional. De hecho, según un estudio de febrero de 2008, titulado ”How to reach today’s eco-minded consumers”, de Kleber & Associates, Marketing and Communications (K&A), en Atlanta (EE.UU.), las personas de hoy en día forman todas parte de la ”generación verde”, que reclama actuaciones concretas y resultados tangibles.

Como quedó patente en la IFA, la feria internacional de electrónica de consumo y electrodomésticos de Berlín, y la KBIS (Kitchen and Bath Industry Show), de Chicago, las empresas redoblan sus esfuerzos para hacer que ”ecológico” y ”compatible con el medio ambiente” sean una etiqueta de calidad importante de los productos que tienen en el mercado. Los nuevos desarrollos de los laboratorios de investigación no sólo han de recortar su voracidad energética y comportar una mayor eficiencia energética, sino también contribuir a una mayor compatibilidad con el medio ambiente mediante la omisión de sustancias nocivas en la producción, p.ej. cambiando a nuevos materiales.
La vitrocerámica más pura. Libre de arsénico y antimonio” es como SCHOTT promociona sus nuevas placas de cocción vitrocerámicas, fabricadas utilizando un método de fusión patentado. Se componen en una amplia proporción de la materia prima arena silícea. Fotos: SCHOTT/T.Lohmes (a la izquierda) Panther Media (a la derecha)
Con la introducción de la primera, y hasta ahora única, placa de cocción vitrocerámica fabricada sin los sin los metales pesados tóxicos arsénico y antimonio, SCHOTT ha establecido una referencia en compatibilidad medioambiental también para la industria del electrodoméstico.

Con esta nueva tecnología de fusión, cuyo desarrollo fue iniciado ya en los años 1990, mejoramos las normativas de la Unión Europa y cumplimos ya ahora los futuros estándares ecológicos”, subraya Stefan-Marc Schmidt, Vice President of Marketing and Sales de SCHOTT Home Tech.

Gracias a la mezcla de materiales y a un proceso de fabricación optimizado y patentado, SCHOTT ahorra cada año más de 180 t de los metales pesados arsénico y antimonio habitualmente utilizados. El antiguo proceso de producción convencional requería estas sustancias para asegurar la alta calidad del material y la lisura de la superficie exigida a las placas de cocción.

Una nueva calidad

Un aspecto destacable es que el nuevo método produce una vitrocerámica que incluso supera a la generación precedente en términos de robustez, transmisión térmica y resistencia a la temperatura.

Gracias a su elevada permeabilidad térmica, la placa de cocción de nuevo desarrollo es especialmente eficiente energéticamente.

Además, para la misma temperatura y el mismo tiempo es más resistente que la vitrocerámica convencional y soporta diferencias de temperatura de hasta 700 °C. Al mismo tiempo soporta grandes fluctuaciones térmicas, de ± 580 °C. En consecuencia, utilizada correctamente, la placa de cocción no sufre prácticamente proceso de envejecimiento alguno y tiene una durabilidad ilimitada.
Comentario de Stefan-Marc Schmidt Vice President Marketing and Sales SCHOTT Home Tech. Foto: SCHOTT/A. Stephan
Ceran Suprema® contiene una elevada proporción de arena de cuarzo, presente en la naturaleza en cantidades casi inagotables. Al eliminarla no se libera ninguna sustancia tóxica que pudiera afectar a la atmósfera, las aguas o los suelos. Este producto, de una pureza higiénica máxima, con una proporción del 72% de arena silícea (SiO2) y del 21% de óxido de aluminio (Al2O3), es fabricado por SCHOTT ”Made in Germany” mediante un procedimiento ultramoderno. El consorcio tecnológico planea convertir a medio plazo toda su producción de placas de cocción a este nuevo estándar respetuoso con el medio ambiente.

Los fabricantes de electrodomésticos, los distribuidores y los clientes finales conocerán pronto sus ventajas ecológicas únicas mediante una campaña informativa titulada “La vitrocerámica más pura. Libre de arsénico y antimonio”, centrada en los aspectos compatibilidad medioambiental, producción que ahorra recursos y durabilidad. “Con nuestra vitrocerámica pura queremos apuntarnos un tanto entre las capas de compradores concienciados ecológicamente”, comenta Stefan-Marc Schmidt.

Según un estudio de la Sociedad Alemana de Estudios sobre Consumo (GfK Consumer Scope 2008), los cambios en la concienciación de los consumidores han tenido como consecuencia que actualmente casi la mitad (48%) de los consumidores alemanes estén dispuestos a gastar más dinero en productos respetuosos con el medio ambiente.
Sitio web de SCHOTT
Más sobre SCHOTT Ceran®