Editorial

Estimados/as lectores/as,

Prof. Dr.-Ing. Udo Ungeheuer, Presidente del Consejo de Dirección de SCHOTT AG
Apreciados/as lectores/as, en lugar de esperar a que SCHOTT celebre, el año que viene, su 125 aniversario para darle a conocer la historia de un éxito que ha llevado desde un laboratorio de vidrio hasta un consorcio tecnológico, lo hacemos ya en la presente edición de nuestra revista para clientes. Después de todo, el ”laboratorio” es la fuente de todo avance. Sólo después de haber madurado y testado una idea innovadora en el tubo de ensayo o en el banco de ensayos técnicos, puede ésta convertirse en un éxito en el mercado. Así es como nuestros investigadores aseguran la competitividad del Consorcio: cultivando campos tecnológicos prometedores, desde el desarrollo de materiales, pasando por la tecnología solar, hasta las tecnologías de recubrimiento.

Esta fascinante expedición al mundo de los materiales nos ha llevado una y otra vez a tierra tecnológica ignota. SCHOTT consiguió fabricar hace 40 años un material del que hoy en día ya no se puede prescindir en la astronomía: la vitrocerámica Zerodur®. Con las especiales características de las vitrocerámicas SCHOTT revolucionó también la cocina. Y como no tenemos la intención de parar, fabricamos con Ceran Suprema®, la primera y actualmente única placa de cocción vitrocerámica del mundo que no contiene metales pesados tóxicos.

Además del ‘Know how’ en materiales incidimos cada vez más en las competencias en componentes y sistemas, como p.ej. con nuestras soluciones de alta tecnología en torno al avión. Que el cliente es aquí el centro de nuestra atención se constata también en otro artículo de la revista: SCHOTT ha producido, en estrecha colaboración con empresas farmacéuticas, envases farmacéuticos de alta calidad hechos a la medida de los requisitos de cada medicamento y entorno de producción.

El progreso tecnológico nos impulsa también en el campo de la tecnología solar: Andasol I es la primera central termosolar de colectores cilindro-parabólicos de carácter comercial que ha entrado en servicio en Europa. SCHOTT ha suministrado para la misma los tubos receptores y está ampliando sus instalaciones de producción de este componente clave en España y los EE.UU.. Como puede apreciar, tiene nuestra promesa de que continuaremos trabajando en el futuro para seguir siendo uno de los pioneros tecnológicos.

Les deseo una lectura amena.

Saludos cordiales,
Prof. Dr.-Ing. Udo Ungeheuer