SCHOTT solutions n° 1/2015 > Vidrios protectores para chimenea

SCHOTT ROBAX®
Las más de 1.000 geometrías de vidrio protector para chimenea SCHOTT ROBAX® distintas, ya sean redondas o angulares, crean nuevas opciones de diseño para los fabricantes y los aficionados a las chimeneas. Foto: SCHOTT

El diseño angular es muy Popular


Los resultados de un estudio sobre hábitos de consumo son claros: el consumidor prefiere los vidrios protectores para chimenea angulares hechos de una sola pieza de vitrocerámica. SCHOTT ROBAX® hace realidad estos deseos gracias a una tecnología de doblado perfeccionada.


Thilo Horvatitsch

Los aficionados a las chimeneas están dispuestos a rascarse más el bolsillo para disfrutar más de su afición con vidrios protectores para chimenea especiales. Esta conclusión es la que se extrae de una reciente encuesta a 300 consumidores que tienen previsto adquirir una nueva chimenea en los próximos cinco años. SCHOTT, uno de los principales fabricantes de vitrocerámicas protectoras para chimenea, encargó esta encuesta, realizada en noviembre de 2014, a una empresa de estudios de mercado independiente.

La encuesta arrojó que el 90 % de los encuestados consideran que el vidrio protector para chimenea es algo importante o, incluso, muy importante. Más interesante todavía es que el diseño y el estilo del vidrio protector también son criterios relevantes para la compra. Se mostraron a los participantes chimeneas con vidrios rectos, curvados y angulares. El resultado fue que la mayoría de los encuestados quedaron más convencidos por los vidrios protectores para chimenea doblados en ángulo y hechos de una pieza de vitrocerámica ROBAX® presentados por SCHOTT. En última instancia, el 44 % de los aficionados a las chimeneas escogieron este producto. En contraste, el 25 % prefirieron los vidrios protectores curvados y el 17 %, los vidrios planos. El 12 % prefirieron los vidrios protectores compuestos por múltiples vidrios planos unidos en ángulo.
Kaminsichtscheiben aus Robax®
Según el estudio, un 44 % de los interesados en adquirir una chimenea prefieren los vidrios protectores angulares hechos de una pieza de vitrocerámica, como este vidrio ROBAX®. Foto: SCHOTT
A ojos de los encuestados los vidrios protectores para chimenea de forma angular hechos de una pieza de vitrocerámica convencen no sólo por atributos como la estética y la modernidad, sino también por sus ventajas funcionales, como la más fácil limpieza y la mayor seguridad y solidez. Pero esto no es todo. Según el estudio, la mayor parte de las personas interesadas en su compra están dispuestas a invertir más en una chimenea equipada con este tipo de vidrio protector. Aprox. el 80 % de este grupo gastaría hasta 500 € y el 20 % incluso hasta 1.000 € más.

”Nos complace que estas geometrías de vidrio innovadoras tengan tanta aceptación. Esto sugiere también que los interesados en la compra de una chimenea buscan cada vez más un mayor disfrute del fuego, aunque cueste más caro. Nuestra oferta sigue exactamente esta tendencia”, señala Isabel Eymael, Responsable de Marketing para SCHOTT ROBAX®. ”SCHOTT ya estaba significativamente implicada en el cambio de puertas de estufa de fundición de hierro a vitrocerámica en 1979. Hoy en día, la transición de vidrios protectores para chimenea multipieza a vitrocerámicas angulares de una pieza es claramente la evolución lógica”, añade.

Proceso de doblado mejorado, formatos más grandes


La base para ello es una tecnología de doblado especial, que ahora ha sido optimizada. Gracias a la misma se pueden producir vidrios protectores para chimenea hechos de una pieza, con varias aristas paralelas. “Hemos aprovechado nuestros 20 años de experiencia y nos hemos orientado en los deseos de nuestros clientes para perfeccionar esta tecnología. Probamos todas las formas consultadas y estamos en condiciones de producir de una pieza nuevos formatos de vidrio más grandes y complejos”, explica Ruban Harikantha, Responsable de Marketing y Ventas para SCHOTT ROBAX®.

Ahora se puede dar forma angular incluso al tamaño más grande en stock, con un largo extendido de aprox. 2 m. SCHOTT puede producir hoy en día más de 1.000 geometrías distintas. Esta variedad abre a los diseñadores y a los fabricantes de chimeneas opciones completamente nuevas y a los aficionados a las chimeneas las mejores vistas panorámicas posibles sobre el fuego. <