SCHOTT solutions n° 1/2015 > Premio SCHOTT a la innovación

SCHOTT TopPac® Polymerspritzen
Reducen el dolor: las nuevas jeringas poliméricas SCHOTT TopPac® facilitan mucho la inyección de rellenos faciales viscosos para eliminar arrugas. Foto: SCHOTT/ L&K

Belleza sin dolor

Las jeringas poliméricas TopPac® de SCHOTT ofrecen a médicos y pacientes mayor confort a la hora de inyectar medicamentos altamente viscosos (HVD). El equipo de desarrollo de SCHOTT Pharmaceutical Systems ha obtenido el Premio SCHOTT a la Innovación 2015 por su innovador diseño de jeringa para rellenos faciales.


Christine Fuhr

El paso del tiempo deja huellas cada vez más visibles, especialmente en la cara. Como todos los órganos, la piel envejece. Este proceso está programado genéticamente y es imparable. La división celular declina, las células del tejido conjuntivo segregan cada vez menos colágeno nuevo estabilizante y la piel pierde elasticidad. El tiempo que una cara se mantiene joven depende también de los hábitos de vida. Una exposición excesiva a los rayos UV y fumar aceleran el proceso de envejecimiento, que se hace ya perceptible a simple vista a mediados de la treintena, cuando las arrugas se vuelven más profundas. La industria cosmética ofrece muchas opciones a quienes quieren engañar a la Naturaleza y parecer frescos y relajados incluso a una edad avanzada. En 2013 la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) tenía documentados más de 23 millones de métodos cosméticos en todo el mundo, 8 millones de los cuales eran tratamientos antiarrugas. Los procedimientos para alisar las arrugas con la toxina botulínica A (bótox) representaban más de 5 millones y los rellenos dérmicos, 3 millones.

El bótox inhibe la liberación del neurotransmisor acetilcolina, bloqueando así la transmisión de estímulos y paralizando parcialmente los músculos. Este método es especialmente eficaz para tratar las líneas en el tercio superior de la cara, alrededor de los ojos y de la frente (sobre todo las llamadas líneas de expresión y las patas de gallo). Los expertos dicen que el bótox es eficaz durante aproximadamente 4 a 5 meses, hasta que el cuerpo lo ha degradado y los músculos vuelven a funcionar normalmente.

Los rellenos faciales funcionan de una forma ligeramente distinta. Se utilizan para eliminar arrugas, acolchar las mejillas, hacer más terso el cuello o dar forma a los labios. De los aprox. 160 rellenos faciales disponibles para inyecciones antiarrugas, el ácido hialurónico es uno de los más conocidos. Se da naturalmente en el cuerpo y es responsable del transporte de nutrientes y, gracias a sus propiedades de retención del agua, proporciona acolchamiento entre las células, dotando de elasticidad y tersura a la piel. La cantidad de ácido hialurónico en el cuerpo de una persona disminuye con la edad. El resultado son arrugas profundas y persistentes, que se manifiestan cuando la cara está relajada. Los rellenos hechos de ácido hialurónico hacen que la piel alrededor de la boca y la nariz parezca más lisa, reducen las líneas de marioneta y otras líneas alrededor de los ojos y restauran el volumen perdido en mejillas y labios. El cuerpo desintegra el material de relleno en 12 a 18 meses.
Show Details

SCHOTT TopPac®: Resistente a la rotura y transparente

 

”El Premio a la Innovación SCHOTT reconoce innovaciones de primera línea, acreditadas en el mercado.”

Dr. Frank Heinricht, Chairman of the SCHOTT Board of Management
 
Innovationspreises 2015
Celebrando la entrega del Premio a la Innovación 2015 por el perfeccionamiento de SCHOTT TopPac® (de Izda. a Dcha): el Dr. Frank Heinricht, Presidente del Consejo de Dirección; Anil Busimi y Jörg Geiger, del equipo de desarrollo de SCHOTT Pharmaceutical Systems premiado, y el Dr. Hans-Joachim Konz, miembro del Consejo de Dirección de SCHOTT. Foto: SCHOTT/A. Sell
Este tratamiento cosmético mínimamente invasivo dura entre unos pocos minutos y media hora, tras lo cual es necesario refrescar las zonas tratadas de la cara. Como el ácido hialurónico es muy viscoso, los médicos necesitan ejercer mucha fuerza cuando utilizan jeringas Luer-Lock. No es raro que, por esta razón, se cause dolor a los pacientes. La alta presión incluso puede separar la aguja de la jeringa y, en el peor de los casos, provocar la rotura del adaptador Luer-Lock. Para evitarlo y hacer más segura la aplicación del ácido hialurónico, SCHOTT ha desarrollado junto con un cliente una solución: las jeringas SCHOTT TopPac® de copolímero de olefina cíclica (COC) de alta calidad, diseñadas específicamente para inyectar HVDs, como los rellenos faciales. Su innovador diseño incluye un menor diámetro interior de la jeringa, un adaptador Luer-Lock integrado para una fijación segura de la aguja, así como una siliconización optimizada, que garantiza un deslizamiento óptimo del émbolo de la jeringa, con una fuerza de maniobra reducida,
y la administración de dosis precisas del medicamento.
SCHOTT TopPac®
El nuevo diseño SCHOTT TopPac® incluye un menor diámetro interior de la jeringa, un adaptador Luer-Lock integrado, para una colocación segura de la aguja, y una siliconización optimizada, para garantizar un deslizamiento suave del émbolo. Foto: SCHOTT/L&K
Anil Busimi, Director de Product Management Global para el Negocio de Jeringas: ”Con el perfeccionamiento de nuestras jeringas SCHOTT TopPac® para HVD hemos creado un plataforma de producto ampliable dentro de un segmento de mercado en crecimiento”. Aparte de sus aplicaciones cosméticas, el ácido hialurónico se utiliza también para problemas en las articulaciones, heridas y operaciones oculares (cataratas). En el mercado del ácido hialurónico hay operando más de 70 compañías, con un volumen de mercado global estimado de 4 – 5 millones de dólares US.

La nueva jeringa polimérica SCHOTT TopPac® para HVD ha recibido el Premio SCHOTT a la Innovación 2015. Se han valorado los beneficios para el cliente, el mercado, la competencia y la propiedad intelectual. El Dr. Frank Heinricht, Presidente del Consejo de Dirección de SCHOTT, en el acto de entrega: ”El Premio SCHOTT a la Innovación reconoce innovaciones de primera línea, acreditadas en el mercado y adoptadas con éxito por nuestros clientes”. Los usuarios del ácido hialurónico, en concreto los médicos y los pacientes, también se benefician – con más confort y menos dolor. <