SCHOTT solutions n° 1/2014 > Investigación y desarrollo

The Otto Schott Research Center
El Centro de Investigación Otto Schott proporciona a los desarrolladores una infraestructura idónea para impulsar sus innovaciones. Foto: SCHOTT/A. Sell

Investigación en aras del progreso


El Centro de Investigación Otto Schott viene practicando el desarrollo del vidrio orientado hacia las aplicaciones desde hace 25 años. Este centro de servicios multifuncional actúa como ”think tank” de la empresa, impulsando productos y tecnologías innovadoras y llevándolas al mercado junto con las Unidades de Negocio operativas.


Christine Fuhr

Con ocasión de la colocación de la primera piedra, en junio de 1987, el Dr. Heinrich J. Klein, por aquel entonces Portavoz del Consejo de Dirección de SCHOTT, citó al novelista británico John Galsworthy: ”Si no pensamos en el futuro, no podremos tener ninguno”. La dirección de SCHOTT pensó en el futuro de la empresa y actuó en consecuencia. Invirtió aprox. 50 millones de marcos alemanes (25 millones de euros) en un proyecto con orientación de futuro: un centro de investigación y tecnológico, que abrió sus puertas en otoño de 1989 y fue bautizado como ”Centro de Investigación Otto Schott” en honor del científico especializado en el vidrio y fundador de la empresa.
Company headquarters in Mainz
Para SCHOTT, el trabajo en red incluye también mantener estrechos contactos con la comunidad investigadora. Muchos de los anteriores ganadores acudieron a la entrega del décimo Premio a la Investigación Otto Schott (fotografía) en la sede central de la empresa, en Maguncia. Foto: SCHOTT/A. Sell

1989: La apertura a nuevas dimensiones


Desde sus inicios, hace 130 años, el Grupo SCHOTT ha estado comprometido con la consecución de logros científicos y tecnológicos punteros. ”La investigación nunca ha sido un fin en sí, sino que ha estado siempre orientada hacia la práctica industrial, en estrecha colaboración con las unidades operativas en lo que respecta a resultados y hallazgos,” explica el Dr. Hans-Joachim Konz, miembro del Consejo de Dirección de SCHOTT responsable de I+D.

En este sentido, el llamativo edificio abrió una dimensión completamente nueva a nivel de infraestructura para el personal de I+D. Incluía un centro de investigación, con una superficie de 4.000 m², provisto de modernos laboratorios y aparatos de análisis, talleres anexos, salas blancas y una sala de experimentos de 800 m² de superficie. Se había creado un entorno idóneo para los más de 100 investigadores, ingenieros y expertos en aplicaciones.

2014: Proveedor de servicios multifuncional


En este año de celebración el Centro de Investigación Otto Schott se presenta como un centro multifuncional de servicios de innovación y tecnológicos. Alberga además un servicio de análisis y tecnología de medición, que ofrece más de 300 métodos de medición y técnicas de resolución de problemas también a clientes externos, así como SCHOTT pharma services, con servicios de análisis de laboratorio específicos para clientes farmacéuticos. Los avances de la tecnología informática han modificado enormemente la forma de trabajar de los desarrolladores de vidrio. Ahora se pueden simular con alta precisión casi todos los procesos de fabricación relevantes en el ordenador y los cálculos permiten prever con gran exactitud las propiedades de los materiales. Esto ayuda a completar los procesos de desarrollo más rápidamente y a unos costes mucho más bajos y, de esta forma, mantener y ampliar la ventaja de desarrollo en el contexto de la competencia internacional.

”Como partner para la innovación orientado hacia los resultados de las Unidades de Negocio de SCHOTT creamos nuevas oportunidades de negocio y apuntalamos nuestros negocios actuales desarrollando nuevos materiales y tecnologías”, explica el Dr. Martin Heming, Director de SCHOTT Research & Development. Las megatendencias como el ahorro energético y la eficiencia en el uso de los recursos se contarán entre los principales impulsores de las innovaciones en la década venidera. ”Nuestra investigación de materiales encuentra una gran demanda”, señala el Dr. Matthias Bockmeyer, experto en materiales de SCHOTT. La empresa está creando actualmente oportunidades en campos estratégicos, tales como los vidrios delgados de alta resistencia, el almacenamiento de energía para la movilidad eléctrica, así como la eficiencia en el uso de los recursos dentro de la tecnología de fusión, los vidrios ”verdes” y las tecnologías básicas para el desarrollo de nuevos productos y funcionalidades, además de la mejora de las existentes.
SCHOTT solutions 1-2014

Foto 1: En el laboratorio de tecnología de medición se registran con precisión datos para desarrollar materiales y componentes ópticos avanzados. Foto: SCHOTT/A. Stephan Foto 2: Los expertos de SCHOTT utilizan la tecnología de nanoimpresión para aplicar sofisticadas estructuras superficiales sobre el vidrio. Foto: SCHOTT/C. Costard Foto 3: Los materiales novedosos, como estas plaquitas cerámicas, presentan unos elevados índices de refracción óptica y unos valores de dispersión excepcionales. Foto: SCHOTT/C. Costard Foto 4: SCHOTT emplea equipos como el espectrómetro de masas TOF-SIMS para medir las propiedades de las superficies de varios tipos de vidrio. Foto: SCHOTT/A. Stephan

Ver detalles

Entrevista: Crecimiento mediante innovaciones


Red de I+D global


Unas inversiones adecuadas son la base para una investigación exitosa: la cuota de gastos en I+D de SCHOTT con respecto a la venta ha ascendido en el ejercicio 2012/13 al 4,3 %, ligeramente por encima de años anteriores. La red de I+D global, con sus aprox. 600 empleados altamente cualificados, también realiza una aportación significativa a la capacidad innovadora de la empresa. Cubre desde la investigación aplicada hasta el desarrollo de productos. Se extiende desde Maguncia y su filial de I+D fundada en 1969 en Duryea (EE.UU.), pasando por el dpto. de I+D de las Unidades de Negocio, hasta los centros de aplicaciones de China, Corea y Japón.

La red externa es bastante extensa y engloba ya a más de 120 partners de todo el mundo. Incluye una estrecha colaboración con universidades y centros de investigación y el apoyo intensivo a jóvenes universitarios mediante la tutoría de doctorandos y graduandos. El Premio Otto Schott a la Investigación, que viene concediéndose desde 1991, así como numerosos proyectos de investigación conjuntos y paneles de expertos celebrados regularmente son otros ejemplos del trabajo en red global en SCHOTT. ”Todo ello alberga un potencial de desarrollo de innovaciones enorme”, señala el Dr. Roland Langfeld, Research Fellow en SCHOTT. ”Queremos explotar este potencial para continuar asegurando una cuota de nuevos productos elevada, del 30 %”, agrega.
Ver detalles

Hitos de los 25 años de un ”laboratorio del vidrio”