SCHOTT solutions n° 1/2013 > Sistemas farmacéuticos

Foto : SCHOTT/A. Sell

Nuevos estándares en India


SCHOTT ha inaugurado la primera fábrica de envases farmacéuticos totalmente automatizada del subcontinente indio – un paso estratégico que ayuda a los clientes a cumplir sus propios objetivos de crecimiento.


Günther Unterholzner

La ciudad de Jambusar se encuentra en el estado de Gujarat, en India occidental, a más o menos una hora de avión de Mumbai. Desde hace muchos años viene desempeñando un papel clave en la industria farmacéutica india. SCHOTT, por ejemplo, tiene allí desde 1998 una fábrica de tubo farmacéutico de alta calidad. Este año la empresa ha dado nuevamente un paso estratégico al inaugurar en Jambusar la primera planta de envases farmacéuticos totalmente automatizada de India. El nuevo centro de producción, adyacente a la fábrica de tubo, amplía la red global de producción de SCHOTT Pharmaceutical Systems a 5 sedes de producción de tubo farmacéutico y 17 sedes de producción de envase farmacéutico a escala mundial, dos de ellas ubicadas en India. Ambas son operadas por SCHOTT KAISHA, una joint venture creada junto con Kaisha Manufacturers Private Ltd. en 2008. Esta joint venture indo-germana ya está operando desde hace años una fábrica en la ciudad de Daman, en el oeste de la India, razón por la cual conoce perfectamente el mercado.
Jambusar no sólo es el primer centro de producción totalmente automatizado del subcontinente indio, sino también el primero en cumplir los requisitos de la norma ISO 15378. Foto : SCHOTT/A. Sell
Con esta nueva fábrica SCHOTT KAISHA incrementa su capacidad de producción anual en un 50%, hasta alcanzar aprox. los 2 millardos de ampollas, viales, carpules y jeringas y realiza así una aportación significativa al total de 9 millardos de unidades que el grupo fabrica cada año. Las nuevas instalaciones incluyen 20 líneas de producción totalmente automatizadas para ampollas y 16 para viales. En las mismas se emplean tanto robots para la carga controlada por ordenador de las líneas como sistemas de cámaras de altas prestaciones para el control de calidad. Gracias a ello, la empresa redefine el término nivel de calidad dentro del mercado indio.

Jambusar no sólo es el primer centro de producción totalmente automatizado del subcontinente indio, sino también el primero en satisfacer los requisitos de la norma ISO 15378. Se trata de un buen ejemplo de su implicación en la fabricación conforme con el estándar internacional GMP (Good Manufacturing Practice), que constituye una importante directriz para la industria farmacéutica.

La nueva fábrica le permite a SCHOTT seguir ampliando su posición estratégica en el mercado farmacéutico. Según el Dr. Jürgen Sackhoff, Director de la Unidad de Negocio Sistemas Farmacéuticos, la reflexión estratégica se centra en fabricar cerca del mercado. Y con respecto a India añade: “Nuestra inversión en India subraya nuestra implicación en el negocio farmacéutico y constituye un pilar importante para el Consorcio SCHOTT.”
Foto : SCHOTT/A. Sell
Este paso se da en un momento en el que el mercado farmacéutico indio está experimentando un crecimiento inédito. Dos tendencias principales determinan este crecimiento: por una parte, la emergente clase media india, que exige y puede permitirse unas prestaciones sanitarias mejores y, por otra, el hecho de que, para proporcionar una mejor atención médica a más personas, el gobierno esté subvencionando tanto el sistema sanitario como la industria farmacéutica con aprox.  640 millones de dólares US.

Por esta razón no sorprende que los consultores de PricewaterhouseCoopers pronostiquen que el mercado farmacéutico interior indio representará 49 millardos de dólares US en 2020. Esto equivale a un crecimiento anual de aprox. el 14%. Al compás del crecimiento del mercado aumentan también las exigencias de calidad impuestas a los productos y los procesos de producción. Su consecuencia lógica son las inversiones estratégicas de SCHOTT para aumentar la calidad de los envases farmacéuticos y la capacidad de producción de los mismos. Este punto de vista lo comparten también los clientes de la empresa. Unos 250 de ellos acudieron a la fiesta de inauguración de la nueva y altamente moderna fábrica en el subcontinente indio.
Foto : SCHOTT/A. Sell

Amplia presencia en mercados farmacéuticos emergentes

La empresa señala que estas inversiones tienen el objetivo principal de suministrar productos de alta calidad a las compañías farmacéuticas locales de India. “Queremos asistir a la industria farmacéutica india en la explotación de las inmensas oportunidades de crecimiento allí existentes”, señala Sackhoff. A continuación subraya dos puntos que, según su opinión, constituyen la fortaleza de SCHOTT: una amplia presencia global y unos estándares de alta calidad uniformes a escala global. Esto es aplicable tanto a los mercados maduros como a los mercados farmacéuticos emergentes. Éstos últimos se distinguen por un crecimiento de la población superior a la media, la creación y ampliación de un sistema sanitario público y, con ello, por unas crecientes necesidades de atención médica. Es precisamente en estos mercados en los que la empresa ha estado invirtiendo en el pasado más reciente. De hecho, la inauguración de la nueva fábrica de India forma parte de su programa mundial de crecimiento, que se centra principalmente en los mercados farmacéuticos emergentes.
La nueva fábrica en India le permite a SCHOTT seguir ampliando su posición estratégica en el mercado farmacéutico. Foto : SCHOTT/A. Sell
Algunos ejemplos: la más reciente joint venture, SCHOTT Xinkang ­Pharmaceutical Packaging, fundada el año pasado, que también está teniendo un gran éxito en el importante mercado chino. Sus dos sedes de producción fabrican ampollas, viales y carpules de alta calidad para el mercado local. En aplicación de su filosofía de fabricar cerca del cliente, el consorcio tecnológico con sede en Maguncia es actualmente uno de los pocos fabricantes que opera una fábrica en Rusia. Y, por último, SCHOTT está ampliando también su presencia en el sudeste asiático mediante su reciente inversión en Indonesia, que incrementa en un 20% la capacidad de producción de su planta cercana a Yakarta. Mediante las inversiones continuadas en tecnología y procesos se ponen ya hoy los cimientos de un crecimiento sostenido en los años venideros. <

SCHOTT Tubing: Calidad al máximo nivel