Contenido solutions n° 1/2012 > Arquitectura

Unas ventanas ornamentales realizadas con vidrios de color de SCHOTT, de hasta 13,80 m de altura y 2,80 m de anchura, crean con su luz una atmósfera muy especial, característica de los mercados árabes, en el Mercado Central de Abu Dabi. Foto: SCHOTT/I. Naqi

Una escenificación moderna de
”Las mil y una noches”


El barrio más joven de Abu Dabi, ”Central Market”, combina diseño contemporáneo con arquitectura tradicional árabe. El zoco, un paraíso de las compras inspirado en los mercados orientales, con espléndidas
ventanas ornamentales de vidrios de color, es uno de sus elementos centrales.


Judith Schwarz

Abu Dabi tuvo una economía floreciente en el siglo xix, mucho antes de que se extrajera el primer petróleo en los Emiratos Árabes. El comercio con perlas era la fuerza impulsora de esta ciudad portuaria. Este sector principal de su economía convirtió a Abu Dabi en el emirato más poderoso del Golfo Pérsico en el cambio de siglo. Sin embargo, tras la 1ª Guerra Mundial y la crisis económica global, la demanda de perlas decayó. Esta fuente de ingresos se agotó definitivamente cuando Japón comenzó a cultivar perlas en 1930.

No fue hasta finales de los años 50 cuando comenzó a quedar patente cuáles serían las nuevas perlas del Golfo Pérsico. Abu Dabi siguió desarrollándose a un ritmo frenético cuando la ciudad comenzó a exportar petróleo, a principios de los años 60. En 1971, Gran Bretaña se retiró como potencia protectora de la región. El primer presidente de los recién fundados Emiratos Árabes, Zayid bin Sultan Al Nahyan, escogió Abu Dabi como capital. A partir de entonces impulsó la expansión de la ciudad como un tablero de ajedrez, con arreglo a un plan maestro, concediendo gran importancia a los parterres de flores y palmerales. En 2001, la población del núcleo urbano de Abu Dabi había crecido hasta los 530.000 habitantes. En 2010 superó los 800.000. El crecimiento prosigue sobre islas artificiales y en las regiones costeras o se manifiesta en rascacielos cada vez más altos. La oficina de turismo de la ciudad utiliza el eslogan “un vibrante estilo de vida cosmopolita” para atraer visitantes y los proyectos de obra son cada vez más extravagantes. Hoy en día, el Mercado Central revive uno de los lugares históricos de Abu Dabi. El moderno zoco constituye el centro del nuevo barrio de 500.000 m2 en el corazón de la ciudad, que ahora cuenta 900.000 habitantes.
Rascacielos. Foto: Getty Images
Superficies de madera, agua en movimiento y colores vibrantes; plazas interesantes, callejuelas y patios interiores que juegan con la luz del sol y las sombras: el Mercado Central invita a las personas a pasear por los lujosos comercios y mercados que venden alimentos y objetos artesanales. Aldar Properties, una empresa de desarrollo, gestión e inversión inmobiliaria, encargó a Foster + Partners la construcción del centro comercial, cuyas obras duraron desde 2006 a 2011. En lugar de construir otra galería comercial más, como las que se pueden encontrar en cualquier parte del mundo, los arquitectos se inspiraron en la arquitectura tradicional de los estados del Golfo.

Unas grandes ventanas ornamentales con vidrio de intenso color azul y tonos amarillos señalizan las entradas al zoco y crean con su luz una atmósfera especial dentro del complejo. La luz solar incidente proyecta formas multicolores sobre suelos y paredes. Las ventanas contribuyen al tipo de ambiente de color y luz típico de los mercados árabes, con sus tejidos coloridos y la luz que baña sus estrechas callejuelas.

Las secciones de la fachada, de hasta 13,80 m de altura y 2,80 m de anchura, están realizadas con vidrios de color de SCHOTT en diversos tonos de azul y amarillo. Se trata de vidrios tintados integralmente, con una superficie lisa pulida al fuego, que SCHOTT comercializa en diversos tonos de color. Se pueden procesar en forma de vidrio laminado de seguridad o vidrio aislante y son combinables con toda una serie de funciones ­adicionales. En este caso concreto se combinaron con un vidrio de protección solar exterior para obtener un vidrio aislante.
Zoco: En Abu Dabi reinan la edad moderna y la tradición. El Mercado Central, con su combinación de arquitectura árabe y diseño futurista, podrían perfectamente convertirse en un nuevo símbolo de la ciudad portuaria. Foto: SCHOTT/I. Naqi

Diseño y protección contra el sol


El vidrio se montó en marcos de acero con forma de estrella y polígonos, al estilo árabe. La implementación de las ideas de diseño de los arquitectos fue sólo uno más de los objetivos. Al seleccionar los vidrios se debían considerar también las condiciones climatológicas de Abu Dabi. El vidrio de protección solar exterior ayuda a ahorrar energía, al controlar el clima interior del edificio, algo que está en línea con la filosofía de la arquitectura sostenible. La ventilación natural y el sombreado proporcionan una refrigeración energéticamente eficiente en la medida que lo permiten las temperaturas exteriores. Durante los meses más calurosos del año se pueden proteger y refrigerar muchas áreas abiertas con tejados y paredes móviles. La iluminación natural y la utilización de materiales adecuados contribuyen asimismo a la construcción sostenible.

Como parte de una segunda fase del proyecto está ya en construcción en el Mercado Central otro complejo de edificios con un diseño similar. Como en el zoco, se utilizarán para los elementos de fachada de diseño ornamental vidrios de color de SCHOTT, esta vez en tonos verde y amarillo.

Este nuevo barrio de Abu Dabi ofrece a los visitantes una fascinante mezcla de comercios de lujo, boutiques, oferta de tiempo libre, cines, restaurantes y cafés, así como más de 5.000 plazas de aparcamiento. También hay una mezquita de diseño tradicional, capaz de acomodar a hasta 1.500 personas. Tres rascacielos, diseñados por el estudio de arquitectura Foster + Partners, se yerguen por encima de este escenario: un hotel de lujo de 5 estrellas y 52 plantas de altura, un complejo de oficinas de 58 plantas y un edificio de apartamentos de 88 plantas.

El Mercado Central no es el único proyecto de obra gigantesco que ha atraído la atención sobre Abu Dabi en los últimos años. Frank Gehry presentó planes para un Guggenheim Abu Dabi y Jean Nouvel incluso para un Louvre Abu Dabi, por mencionar sólo los museos más grandes. Sin embargo, desde la crisis económica, tanto la vecina Dubai como Abu Dabi han tenido que reducir una marcha en la ejecución de sus ambiciosos proyectos de obra. Pasará algún tiempo hasta que puedan construirse estos espectaculares museos. En cambio, el Mercado Central, con sus tres esplendorosas torres y su combinación de arquitectura tradicional árabe con diseño futurista logrado, podría convertirse pronto en un nuevo símbolo de la ciudad, representando para Abu Dabi lo mismo que los Campos Elíseos para París y la Quinta Avenida para Nueva York. <|
Sitio web de SCHOTT
SCHOTT Vidrio Especial