Contenido solutions n° 1/2012 > Diseño

Las hendiduras en el vidrio proporcionan una orientación durante el manejo de los interruptores eléctricos y complementan los displays y pantallas táctiles utilizadas en aparatos de alta calidad. Foto: SCHOTT/C. Costard

Marca de fábrica en vidrio


La forma de manejar los aparatos electrónicos está cambiando. SCHOTT® Smart Touch permite crear interruptores táctiles seguros mediante hendiduras en la superficie del vidrio y abre posibilidades para diseños e interfaces de usuario avanzadas.


Judith Schwarz

Tanto en máquinas de café y equipos de alta fidelidad como en neveras: si antes manejábamos los aparatos electrónicos pulsando botones metálicos o de plástico, ahora lo hacemos progresivamente con teclados lisos y homogéneos. La tendencia apunta hacia los diseños minimalistas y los acabados de vidrio.

Los usuarios utilizan elementos de orientación para encontrar de forma rápida y segura las funciones correctas en estas superficies uniformes. Unas pequeñas hendiduras en las superficies del vidrio por lo demás lisas lo hacen posible de forma táctil. La principal ventaja es que el usuario las puede detectar intuitivamente, algo muy útil para personas con discapacidad visual. Además, los paneles de mando de vidrio son mucho más fáciles de limpiar que los botones: su superficie está herméticamente sellada y el vidrio resiste bien los productos de limpieza agresivos. Esto garantiza una mejor higiene en equipos médicos. Tampoco hay que olvidar que estos elementos de mando ­modernos resultan visualmente muy atractivos, siempre que se hayan grabado cuidadosamente las hendiduras en el vidrio.
Utilizado en combinación con un interruptor capacitivo, un deslizador ofrece un control ­lineal de las funciones de un aparato eléctrico. Foto: SCHOTT/C. Costard

Precisión en vidrio


Lo más difícil de la fabricación de SCHOTT® Smart Touch es cómo posicionar exactamente las cavidades en la placa de vidrio. Un método de fabricación desarrollado por SCHOTT supera ahora este reto y permite una gran variedad de formas y tamaños. Una máquina especial fija la hoja de vidrio cortada con precisión y permite un posicionamiento exacto del punto de esmerilado, con tolerancias de sólo +/- 0,05 a 0,2 mm, dependiendo del tamaño de la hoja de vidrio y de los requerimientos generales. SCHOTT® Smart Touch puede tener un acabado tanto mate ­como pulido, con la apariencia brillante típica del vidrio.

Los fabricantes de aparatos electrónicos encuentran muy fácil fijar interruptores detrás de este tipo de placas de vidrio. El posicionamiento consistentemente preciso de los puntos de esmerilado en la producción en serie lo facilita mucho. Las posibilidades cubren desde circuitos capacitivos hasta la tecnología infrarroja activa o pasiva, así como la tecnología de ondas acústicas. El usuario simplemente sitúa su dedo sobre las hendiduras para graduar o para conectar y desconectar estos aparatos.

Esto se traduce asimismo en una amplia gama de opciones desde el punto de vista del diseño. SCHOTT puede ejecutar estas hendiduras en forma de anillo o de regleta con esquinas redondeadas. Las hendiduras se pueden realizar en todo tipo de ­vidrios planos, preferiblemente de 2 - 10 mm de espesor. La iluminación y la serigrafía en colores y con iconos multiplican el número de variantes. Esta tecnología ofrece así a los fabricantes de aparatos y sistemas electrónicos la posibilidad de un manejo totalmente personalizado. La versatilidad les permite destacarse de la masa mediante diseños originales y, de esta forma, acentuar su propia identidad de marca. <|
Sitio web de SCHOTT
SCHOTT Flat Glass