Contenido solutions n° 1/2012 > Energía Solar Concentrada

La explotación de la energía solar concentrada, como aquí en una de las ­centrales termosolares Andasol, en el altiplano de Granada, está teniendo importantes efectos macroeconómicos en el país de referencia España. Foto: SCHOTT/J. Meyer

El nuevo valor de la electricidad


La electricidad de las centrales termosolares ofrece una ventaja importante: es fácilmente almacenable, para luego inyectarla a la red en función de la demanda. En consecuencia, muchos países están interesados en utilizar esta tecnología para crear una red estable.


Thilo Horvatitsch

Por el altiplano de la provincia de Granada se extienden las largas hileras de espejos parabólicos de varios metros de altura de las centrales termosolares Andasol. Con una capacidad de 50 MW, cada una, son capaces de abastecer con electricidad solar a medio millón de personas. La explotación de la energía solar concentrada (CSP) está teniendo ya efectos macroeconómicos significativos en el país de referencia España. Los estudios indican que la actividad industrial en torno a las centrales eléctricas, tanto existentes como en construcción, ha aportado más de 24.000 puestos de trabajo y 1,6 millardos de € al producto interior bruto de España sólo en 2010.

Cada vez más países esperan poder beneficiarse de las innumerables ventajas de la tecnología CSP, comercializada desde los años 80. Los proyectos CSP realizados en Estados Unidos, África del Norte y del Sur, Oriente Próximo, el sureste asiático, India y China son buena prueba de ello. Aparte del abastecimiento eléctrico local en estos países, otro objetivo es la futura exportación de electricidad a lugares como Europa.
Foto: SCHOTT/J. Meyer
La veloz caída de los precios de su ”tecnología hermana”, la fotovoltaica, y de la energía eólica está obligando a comunicar más activamente a la opinión pública la importancia estratégica de la tecnología CSP. A primera vista la electricidad termosolar no podrá competir a medio plazo con los costes de generación de otros tipos de energía renovable. Sin embargo, según un estudio realizado por la asociación sectorial ESTELA, si se consideran los incrementos de capacidad pronosticados y los avances tecnológicos, existe todavía un gran potencial de reducción de costes, dependiendo de la ubicación, el tamaño y la posibilidad de regulación de las centrales, así como de la tecnología utilizada. Las tarifas podrían rebajarse en hasta un 50-75% entre 2015 y 2020, alcanzando precios de sólo 10 céntimos de € por kWh.
Sin embargo, el mayor atractivo que puede ofrecer la tecnología CSP es la capacidad de regular su generación eléctrica. Esto permite a las centrales CSP aprovechar sus puntos fuertes para reestructurar el mix energético en dirección hacia las energías renovables. Las centrales CSP utilizan la luz solar concentrada para generar energía térmica. Ésta se puede almacenar fácilmente, por ejemplo en forma de sales fundidas, para que unas turbinas de vapor convencionales la conviertan a continuación en electricidad. En otras palabras, permite solicitar y entregar a la red exactamente la cantidad de energía precisada. La tecnología CSP ofrece perspectivas ideales en situaciones en las cuales la inyección de electricidad en función de la demanda es muy importante para una operación estable de la red.
Como muestra el gráfico, la asociación sectorial estela estima que el potencial energético mundial de las centrales CSP alcanzará los 1.100 GW en 2050. Actualmente hay aprox. 17,7 GW en servicio, construcción o financiación. Fuente: ESTELA / Adaptation: dw
SCHOTT Solar ha suministrado ya más de 800.000 tubos receptores para proyectos en todo el mundo. Colocados en fila, cubrirían la impresionante distancia de más de 3.200 km. Foto: SCHOTT/J. Meyer

Una contribución a la estabilidad de la red


El hecho de que la potencia entregada por las centrales CSP sea predecible con gran precisión representa otra ventaja más: ”Las centrales CSP están siendo construidas en regiones que presentan unos niveles de insolación muy constantes. Esta radiación se mide a lo largo de un periodo de tiempo prolongado antes de la construcción de la central, por lo que se sabe con bastante precisión cuánta electricidad producirá en cada época del año,” comenta Christoph Fark, Director General de SCHOTT Solar CSP. Señala asimismo que, debido al paso intermedio de la ”generación de calor”, este sistema tiene una mayor inercia que la fotovoltaica, en la que una banda de nubes reduce inmediatamente de forma notable la producción eléctrica. “La electricidad CSP es especialmente importante, porque las centrales termosolares garantizan la estabilidad de la red. No sólo hacen superfluas las costosas centrales convencionales de respaldo para cubrir los déficits de oferta, sino que facilitan a los inversores y operadores de redes las confirmaciones de la potencia necesarias para planificar y proyectar,” añade Fark.
Las capacidades de estabilización de la red de la tecnología CSP desempeñan un papel importante en regiones con una demanda energética en rápido crecimiento, como India y China, o en países como Marruecos, que tienen una capacidad de red bastante manejable. Allí el objetivo es poner a disposición grandes cantidades de energía en un tiempo reducido y prevenir el colapso de la red causado por un aporte de energía excesivo. En consecuencia, existe una demanda de la tecnología CSP. La primera fase de la ”Jawaharlal Nehru National Solar Mission,” en India, por ejemplo, prevé la construcción hasta 2013 de siete centrales CSP, con una potencia total de 500 MW.

SCHOTT Solar también ha suministrado tubos receptores a India – y a muchos otros proyectos en todo el mundo. La empresa ha crecido desde 2006 hasta convertirse en el líder del mercado en el campo de los tubos receptores y ha equipado centrales eléctricas de tecnología cilindroparabólica en España y Estados Unidos. ”La tecnología CSP tiene un potencial creciente, especialmente en África, Asia, Oriente Próximo y Sudamérica. Esta historia de éxito no ha hecho  más que comenzar,” comenta Christoph Fark. SCHOTT Solar quiere contribuir a ella principalmente mediante desarrollos innovadores, que mejoren la eficiencia y la rentabilidad de la tecnología de centrales CSP. El mercado los ha acogido muy bien: la empresa entregará su tubo receptor nº 1 millón en otoño de 2012. <|

Mayor eficiencia y vida útil más prolongada