Contenido solutions n° 1/2011 > Arquitectura

Un elemento estilístico fascinante: el vidrio perfilado de la marca Conturax®, utilizado como ­solución de gran superficie en el complejo de oficinas ”Walbrook”, de Londres. Foto: SCHOTT/M. Couchman

Tubos de vidrio no convencionales con efectos exquisitos


Los arquitectos de Foster + Partners han empleado tubos de vidrio de SCHOTT en un complejo de oficinas de Londres.


Judith Schwarz

Envuelto en una retícula ondulante de lamas de aluminio altamente reflectantes, el complejo de oficinas ubicado en el centro de Londres centellea al sol. A mayor altura, los elementos de fachada curvos de protección solar se alinean con una densidad creciente y brillan entonces más intensamente.

El estudio de arquitectura internacional Foster + Partners erigió entre 2005 y 2010 el complejo de oficinas ”Walbrook” en el distrito financiero de Londres. Este edificio de carácter escultórico tiene unos 40.000 m2 de superficie de oficinas y comercial. El frente de 70 m de largo que da a la calle Cannon será ocupado por comercios minoristas y restaurantes. Quienes ­acceden al edificio se topan con una pared hecha de tubos de ­vidrio, de 70 m de largo, iluminada con luz blanca. Divide las dos zonas del vestíbulo y se extiende hasta el techo detrás de la recepción. Gracias a su estructura ondulada, la pared parece casi fluir.

Los tubos de vidrio de SCHOTT-Rohrglas que han utilizado Foster+Partners resultan idóneos para aplicaciones de diseño y arquitectónicas. Es la primera vez que se utiliza el vidrio perfilado Conturax® en una aplicación de gran superficie, en este caso en un complejo de oficinas. Para formar la pared de 6,6 m de altura se superpusieron sendos paneles de 3,3 m de altura, compuestos por tubos de vidrio alineados. A pesar de la fascinación que despierta, no es ni mucho menos una aplicación corriente y los especialistas en vidrio se enfrentaron a varias dificultades. El espesor de pared máximo del vidrio borosilicato perfilado está limitado y esto representa un auténtico reto en una aplicación arquitectónica de esta magnitud. “Por razones de seguridad, nos vimos obligados a encontrar una forma de reducir el riesgo de rotura de los vidrios, que tienen un espesor de tan solo 3 mm,” explica Klaas W. Roelfsema, Director Comercial para Europa del Norte y Occidental en SCHOTT.
La pared hecha de tubos de vidrio, de 70 m de longitud, iluminada con luz blanca divide las dos zonas del vestíbulo y cubre toda la altura de planta, de 6,6 m. Foto: SCHOTT/M. Couchman
Finalmente, al equipo de SCHOTT-Rohrglas encontró la solución de reforzar el vidrio perfilado con un segundo tubo de vidrio con un mayor espesor de pared. Los instaladores colocaron tubos de vidrio no perfilados Duran®, de 9 mm de espesor de pared, delante de los tubos Conturax®. Fijaron ambos vidrios especiales desde varios lados e integraron en el conjunto una iluminación halógena, que proyecta su luz desde abajo en los tubos. ”Al combinar los numerosos tubos de vidrio creamos una inmensa cortina de luz. Los arquitectos han quedado muy impresionados con el efecto de iluminación, brillante y uniforme sobre toda la altura de la pared de tubos, convenciéndoles de las bondades del vidrio especial,” explica Roelfsema. Esta imponente pared pasó así a formar parte de una estrategia de iluminación visualmente espectacular y energéticamente eficiente.

Los ascensores, totalmente acristalados, también contribuyen al juego de luz y reflexiones del vestíbulo, que distingue el edificio tanto por dentro como por fuera. Foster + Partners han utilizado otro motivo más, tanto en la fachada como en el interiorismo: la estructura ondulada que adorna la envolvente del complejo de oficinas se retoma en la pared perfilada hecha de tubos de vidrio del vestíbulo. <|
Sitio web de SCHOTT
SCHOTT Conturax®