Contenido solutions n° 1/2011 > Sistemas pen

Con el pen como dispositivo de inyección se puede administrar más fácilmente, con ­mayor precisión y, lo cual es todavía más ­importante, más fiable y cómodamente la dosis de insulina. Foto: Novo Nordisk

Alta tecnología contra una enfermedad social


La diabetes avanza en todo el mundo. Los sistemas pen de fácil uso, con cartuchos de SCHOTT, facilitan considerablemente el tratamiento.


Michael Bonewitz

Para la Federación Internacional de la Diabetes (IDF), con sede en Bruselas, la diabetes mellitus es la ”epidemia del siglo xxi”. Su denominación popular, “enfermedad del azúcar”, hace referencia al síntoma principal de una enfermedad ya identificada hace más de 4.000 años: el azúcar en la orina. En los diabéticos, la interacción entre la insulina y el azúcar que hay en el cuerpo humano está alterada de distintas formas, con efectos fatales. Sin insulina, las células son incapaces de absorber más azúcar. Esto tiene una influencia muy significativa sobre muchas funciones corporales. El déficit de azúcar se traduce p.ej. en una sensación general de debilidad y cansancio.

”En todo el mundo hay unos 258 millones de personas aquejadas de diabetes. Y el número de afectados casi se ha duplicado sólo en los últimos 10 años,” explica el Dr. Jürgen Sackhoff, Vicepresidente Ejecutivo de la Unidad de Negocio Sistemas Farmacéuticos de SCHOTT.

Se distingue entre dos tipos principales de diabetes: la diabetes mellitus de tipo 1, que es bastante rara, puede darse a cualquier edad, pero se manifiesta mayormente en personas de menos de 20 años. En las personas afectadas por la diabetes mellitus de tipo 1 , el cuerpo es incapaz de producir más insulina, por lo que es vital recibir una dosis diaria de insulina.

El 90% de los diabéticos sufren, en cambio, el tipo 2. Aparece habitualmente en adultos de mediana edad, a menudo con sobrepeso. Aunque su páncreas produce suficiente insulina, ésta es liberada demasiado lentamente y en el momento equivocado, o tiene un efecto insuficiente debido a una resistencia del afectado. Aparte de una predisposición hereditaria son factores de riesgo una dieta poco sana y la falta de ejercicio.

De acuerdo con los pronósticos, hasta 2030 enfermarán de diabetes más de 170 millones de personas tan sólo en los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China).
Novo Nordisk lanzó al mercado en 1985 como una alternativa a las inyecciones el primer pen de insulina, con el formato de una pluma estilográfica, que incorporaba cartuchos de insulina intercambiables. Esta forma de administración adaptada al paciente es ahora el estándar. Foto: Novo Nordisk
Esta evolución plantea nuevos retos a la industria farmacéutica en todo el mundo. La farmacéutica Novo Nordisk, que se ha marcado como máximo objetivo encontrar algún día un remedio a la diabetes, es conocida por ser pionera en el campo de la investigación de la insulina. El fundador de la empresa y premio Nobel, August Krogh, actuó al afectarle el problema directamente, porque su mujer Marie sufría diabetes del tipo 2. En 1921 visitaron juntos el centro de investigaciones de la Universidad de Toronto, la primera institución que trató a personas con insulina. Allí es donde August Krogh recibió permiso para iniciar la producción de insulina en Escandinavia.

En la actualidad, Novo Nordisk es un grupo farmacéutico con unos 30.000 empleados y actividades internacionales, con sede central en ­Dinamarca y filiales en 79 países. Aprox. el 15% de sus ventas se reinvierten en I+D. Así, Novo Nordisk no sólo es la mayor ­empresa de investigación privada de Dinamarca, sino también el inversor más importante en la investigación de la diabetes mellitus a escala mundial. El año pasado la empresa, dedicó aprox. 1 millardo de € a la investigación, sólo en este área.

1985: Se comercializa el primer pen de insulina


El sistema pen es, sin duda, una de las innovaciones pioneras en el tratamiento de la diabetes. Novo Nordisk lanzó al mercado en 1985 el primer pen de insulina del mundo, con el tamaño de una pluma estilográfica y cartuchos de insulina intercambiables. Hasta entonces, la insulina se administraba siempre con una jeringuilla. Esto provocaba que, a menudo, los diabéticos fueran denigrados a la categoría de drogadictos. Utilizando el pen como dispositivo de inyección, no sólo resulta más discreta la aplicación, sino que la dosificación con el cartucho es también mucho más sencilla, precisa y, sobre todo, más fiable, ajustable individualmente y cómoda.

El ingrediente activo está almacenado en un cartucho que va alojado dentro del sistema pen. SCHOTT es uno de los principales fabricantes de estos cuerpos de vidrio del mundo. Esta empresa está en condiciones de suministrar a las farmacéuticas cartuchos con tolerancias dimensionales y cosméticas muy estrechas, necesarias especialmente para envasar adecuada y eficientemente los productos con líneas de envasado de última tecnología. “Nuestros sistemas pen son verdaderos productos de alta tecnología. El objetivo es ofrecer una precisión extraordinaria y una calidad superior, especialmente de los cuerpos de vidrio, y SCHOTT es el líder en el campo,” ­explica Jörn Oldigs, Director General de Novo Nordisk Pharma GmbH en Alemania.
El ejercicio ayuda en la lucha contra la diabetes. Esto explica por qué Novo Nordisk y SCHOTT patrocinan el Maratón Novo Nordisk Gutenberg de Maguncia, Alemania. Foto: Novo Nordisk
Para satisfacer las grandes exigencias de su cliente, SCHOTT utiliza tubo de vidrio Fiolax® como material de partida. Este vidrio especial presenta una buena procesabilidad, gracias a sus tolerancias estrechas y su alta calidad cosmética. Las instalaciones de producción de última tecnología utilizadas en todo el mundo para procesarlo van equipadas con un sistema de control en línea. Esto no sólo asegura una verificación al 100% de las dimensiones del cuerpo de vidrio, sino también la detección de los defectos cosméticos incluso más pequeños en la superficie del vidrio, tales como rayaduras. Gracias a la utilización del ­”Automatic Inspection System” (AIS), un sistema visual alta­mente sensible, se pueden prevenir los daños susceptibles de provocar la rotura del vidrio durante el consiguiente proceso de envasado.
SCHOTT es el fabricante líder de cartuchos para sistemas pen y utiliza para los mismos tubo de vidrio SCHOTT Fiolax®, con el fin de satisfacer las grandes exigencias de sus clientes. Foto: SCHOTT/Hauser & Eisenhut
”Nuestros centros de producción operan a escala global y utilizan líneas de producción unificadas,” explica el Dr. Bernhard Hladik, Product Manager para Cartuchos en SCHOTT. ”Esto nos permite suministrar a nuestros clientes de todo el mundo productos de alta calidad desde diferentes ­sedes,” ­añade.

La filial alemana de Novo Nordisk y la sede de SCHOTT AG están ambas radicadas en Maguncia. La proximidad geográfica ha dado pie a una iniciativa, cuyo eslogan es “Una expectativa de futuro para la diabetes.”

Además de las actividades en el ­campo de la ciencia y la investigación, se centra también en la educación y la prevención. Aparte de esto, ambas empresas ­patrocinan la Maratón Novo Nordisk Gutenberg, para llamar la atención sobre la importancia del ejercicio practicado con regularidad, especialmente para prevenir la diabetes de tipo 2. <|
Sitio web de SCHOTT
Carpules hechos de vidrio