Contenido solutions n° 1/2011 > Protección del medio ambiente

Para la fabricación del vidrio se utilizan muchas materias primas distintas, desde arena hasta vidrio triturado (calcín) (ver foto de abajo a la izquierda). Para proteger el medio ambiente, SCHOTT prescinde de los metales pesados arsénico y antimonio en la fabricación de la vitrocerámica para acristalamientos de protección contra incendios Pyran® Platinum. Foto: SCHOTT/J. Meyer

Respeto al medio ambiente certificado


SCHOTT ha obtenido en Estados Unidos la certificación Cradle to Cradle® (C2C) para la vitrocerámica de protección contra incendios Pyran® Platinum.


Karen Wegert

La sostenibilidad y el análisis del ciclo de vida están adquiriendo una importancia creciente a medida que los consumidores y los expertos de la industria exigen que se fundamenten las afirmaciones medioambientales.

SCHOTT busca continuamente formas de satisfacer las exigencias de sus clientes acerca de productos y procesos de fabricación respetuosos con el medio ambiente. En 2010, la empresa obtuvo la Certificación C2C para la vitrocerámica de protección contra incendios Pyran® ­Platinum en el mercado estadounidense. Al principio del proceso de solicitud hubo que documentar cómo se podría cumplir el objetivo corporativo de proteger el medio ambiente y conservar los recursos naturales. Una forma de conseguirlo es evitando los metales pesados utilizados como agentes de afino al fundir vitrocerámicas. Por ejemplo, la vitrocerámica de protección contra incendios para usos arquitectónicos ­Pyran® Platinum se produce mediante microflotado, prescindiendo de los agentes de afino antimonio y arsénico.
Foto: SCHOTT
El siguiente reto consistió en convencer a los clientes del sector de la construcción del valor añadido del producto para acristalamientos de protección contra incendios respetuoso con el medio ambiente. Se eligió el programa de certificación C2C, de McDonough Braungart Design Chemistry (MBDC), porque está relacionado con el sistema de clasificación de edificios verdes LEED (acrónimo inglés de Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental).
Pyran® Platinum es la primera vitrocerámica transparente del mundo producida utilizando el proceso de microflotado. La superficie del vidrio resultante es extraordinariamente lisa y no precisa ningún pulido. Foto: SCHOTT
La certificación C2C es una ecoetiqueta rigurosa, que evalúa todos los aspectos de la fabricación, incluyendo la toxicidad de las materias primas, la reciclabilidad, el uso de energías renovables, la protección de las aguas y la responsabilidad social corporativa. Esto incluye asimismo una auditoría detallada del centro de producción.

Como primer paso, SCHOTT tuvo que revelar la composición química de su producto, junto con las especificaciones de todos sus proveedores de materias primas y los diagramas de flujo detallados de sus procesos de producción.

El segundo paso del proceso de solicitud consistió en determinar los datos de consumo de energía y agua en el centro de producción de SCHOTT Technical Glass Solutions en Jena, Alemania. Friedemann Töpfer, Director de Calidad en SCHOTT, explica: ”Después de habernos concentrado siempre en reducir el impacto ecológico de nuestros procesos de producción, trabajando con el programa C2C aprendimos a considerar el conjunto de efectos relevantes para el medio ambiente de nuestro producto.”

El 20% de la electricidad precisada procede de fuentes renovables. La electricidad solar generada in situ se inyecta a la red. La protección de las aguas es igualmente importante en la sede de Jena. Se ha facilitado a MBDC un diagrama de balance del agua y de todos los flujos de uso del agua y de las aguas residuales. Las aguas grises ya cubren un 90% de las necesidades totales de agua de la fábrica. El agua fresca se utiliza únicamente como agua de boca y para pasos delicados del proceso de fabricación. La experiencia de SCHOTT con el proceso de certificación C2C, en el que la empresa ha alcanzado el “Nivel Plata”, ha sido muy positiva. Esta certificación se revisa anualmente, para dar a los solicitantes la oportunidad de optar a niveles de certificación más elevados. Gracias a C2C, SCHOTT ha implementado para su vitrocerámica un programa de reciclaje. La empresa está sopesando ahora solicitar en otros mercados la certificación C2C para sus productos ecológicos.

 

Residuo igual a Alimento

En relación con la sostenibilidad y la eficiencia energética, ”residuo” es un término que tiene connotaciones negativas. En cambio, el sistema Cradle to Cradle® (C2C) dice que ”residuo = alimento” para la industria y el planeta. Aquí se utiliza como modelo la naturaleza, porque produce en abundancia y aprovecha todo lo viejo para crear cosas nuevas. La utilización de estos principios como modelo para la industria aparece descrita en el libro ”Cradle to Cradle: Remaking the Way We Make Things”, del arquitecto William McDonough y el químico Michael Braungart. Estos innovadores crearon el sistema Cradle to Cradle®, que requiere a los fabricantes que desarrollen productos teniendo en cuenta la reutilización de los materiales, así como a asumir la responsabilidad frente a sus clientes y a confinar dichos materiales dentro de sus ciclos de vida. <|

Sitio web de SCHOTT
SCHOTT PYRAN® S