Contenido solutions n° 1/2011 > Biotecnología

En la terapia individualizada del cáncer se asigna a cada paciente la terapia correcta con la ayuda de biomarcadores, para incrementar la tasa de supervivencia y reducir los efectos secundarios. La utilización de biochips basados en portaobjetos recubiertos con nitrocelulosa es un método prometedor para identificar y clasificar estos biomarcadores. Foto: SCHOTT + CAPMM/Montage: dw

Hacia la terapia del cáncer individualizada


Los portaobjetos recubiertos con nitrocelulosa de SCHOTT Nexterion® desempeñan un papel clave en el desarrollo de nuevos tests diagnósticos para el tratamiento personalizado del cáncer.


Virginia Espina & Claudius Müller

Hoy en día la mayoría de nosotros tiene un amigo o un familiar al que ha sido diagnosticado cáncer. A pesar de que se están dando grandes pasos en la terapia del cáncer, en demasiadas ocasiones ésta falla o causa efectos secundarios sin beneficios terapéuticos. Los científicos y los médicos coinciden en que la próxima revolución en el tratamiento del cáncer será la terapia individualizada. La terapia individualizada utiliza los denominados biomarcadores para asignar a cada paciente la terapia adecuada. Un método prometedor para identificar y clasificar estos biomarcadores es la utilización de biochips basados en portaobjetos de vidrio recubiertos con nitrocelulosa.

En los estudios clínicos actuales se utilizan portaobjetos recubiertos con nitrocelulosa Nexterion® para representar la anatomía de las células cancerosas de los pacientes. Estas representaciones destacan aquellas regiones del circuito de las células cancerosas que podrían estar causando el crecimiento o la propagación invasiva de las mismas. El médico utiliza esta información dentro del marco del estudio de investigación para seleccionar la terapia idónea para cada paciente.
El capmm de EE.UU. crea y patenta nuevas tecnologías para investigación aplicada y las aplica en terapias individualizadas, en la detección temprana de enfermedades y en la quimioprevención. Foto: CAPMM
”Es imprescindible que los portaobjetos recubiertos con nitrocelulosa utilizados en estos estudios sean de la máxima calidad , porque las muestras de los pacientes son irreemplazable y las decisiones de tratamiento pueden estar basadas en estos resultados,” explica el Dr. Lance Liotta, codirector del CAPMM (siglas inglesas de Centro de Proteómica Aplicada y Medicina Molecular), de la Universidad George Mason, en Manassas, Virginia. “Los portaobjetos Nexterion® NC-C cumplen nuestros requisitos de alta capacidad de unión, con una buena reproducibilidad entre lotes, para nuestro estudio clínico del cáncer de mama. Se precisa una superficie con una elevada alta de unión a proteínas, debido al reducido número de células obtenidas de la muestra del paciente,” añade.

”Crecimiento explosivo del mercado diagnóstico”

Los biochips basados en portaobjetos recubiertos con nitrocelulosa abren vías para analizar muchas muestras distintas de pacientes con un único test. Hasta hace poco, estos biochips eran exclusivamente una herramienta de la investigación, pero ahora han madurado hasta ser aptos para estudios clínicos. Los biochips confeccionados y utilizados en la Universidad George Mason están clasificados todavía como “ensayo desarrollado en laboratorio” (LDT) y, por ello, no están obligados a obtener una aprobación de la FDA. Actualmente los productos Nexterion® están destinados sólo a usos de investigación, pero no para procedimientos diagnósticos. La tecnología del biochip se utiliza para medir proteínas de señalización de células en muestras de tejidos de pacientes con melanoma, leucemia, cáncer de mama, de pulmón o de ovarios. Se aplica asimismo en enfermedades oculares, tales como la degeneración macular. Los datos de los biochips se pueden utilizar para responder cuestiones clínicas complejas, tales como determinar qué moléculas y en qué célula responden al tratamiento farmacológico, lo cual permite predecir el resultado del tratamiento en diferentes poblaciones de pacientes o comparar los efectos de un tratamiento sobre diversos tipos de tumor. “El mercado de los métodos diagnósticos está viviendo ahora mismo un crecimiento explosivo y podemos imaginarnos fácilmente un futuro en el que toda terapia aprobada por la FDA requiera una medición de biomarcadores, para seleccionar los pacientes aptos para la terapia. El empleo de portaobjetos de nitrocelulosa como substrato para medir muchos de los biomarcadores constituirá posiblemente la base de la mayoría de estos métodos diagnósticos,” comenta Emanuel Petricoin, codirector del CAPMM.
Los portaobjetos recubiertos con nitrocelulosa deben tener una calidad máxima, porque se utilizan para muestras diagnósticas de gran valor. La ­fabricación en SCHOTT, el proveedor líder de substratos de vidrio Nexterion® para microarrays, ha de satisfacer unos niveles de calidad excepcionales. Foto: CAPMM
¿Por qué es la nitrocelulosa tan decisiva para los biochips de proteínas de alta calidad? En primer lugar, los recubrimientos de nitrocelulosa tiene una gran capacidad de unión a proteínas, lo cual permite utilizar muestras con un número de células muy reducido, como p.ej. una biopsia por punción con aguja. En segundo lugar, los polímeros de nitrocelulosa colados sobre los portaobjetos forman un recubrimiento uniforme, que resulta esencial para maximizar el número de muestras del paciente por portaobjetos. Además, la nitrocelulosa se puede colar con diversas geometrías, p.ej. como una única superficie grande o múltiples zonas pequeñas.

CAPMM desarrolla y patenta nuevas tecnologías para la investigación aplicada y las utiliza en la terapia individualizada, la detección temprana de enfermedades y la quimioprevención. Los investigadores de este centro han desarrollado métodos de test según la última tecnología para uso en la investigación más actual del cáncer y estudios clínicos. Las tecnologías desarrolladas en este centro han sido comercializadas a través de la Universidad George Mason, de la cual han surgido ya dos empresas, Theranostics Health y Ceres Nanoscience.

”Los portaobjetos de nitrocelulosa de SCHOTT Nexterion® son una parte importante del futuro de los tratamientos médicos adaptados específicamente a la enfermedad de cada paciente individual. Esperamos que el concepto de la terapia personalizada proporcione a los médicos la información necesaria para tratar óptimamente su enfermedad, al mismo tiempo que se minimizan los efectos secundarios,” concluye el Dr. Liotta. <|
Sitio web de SCHOTT
SCHOTT solar