SCHOTT solutions n° 1/2010 > Diseño de interiores

Foto : SCHOTT/B. Pavel

Puesta en escena para el lujo


Los visitantes a la boutique Maison Baccarat quedan fascinados no sólo por los bellos productos que ofrece, sino también por su suelo de vidrio Opalika® de SCHOTT.


Gina Hardbeck

Moscú ama lo exclusivo. No hay casi ninguna otra ciudad del mundo en la que vivan tantos ricos. Porsches, Lamborghinis y otros vehículos de gama alta acaparan el Anillo de los Jardines, una avenida circular con 8 carriles que rodea el centro de la ciudad. La ciudad junto al río Moscova es conocida por el Kremlin y sus numerosas iglesias ortodoxas de cúpulas doradas, pero también por sus hoteles de cinco estrellas y sus boutiques de lujo.

El lujo domina también la histórica calle Nikolskaya. Tras la fachada de su nº 19– 21, en la planta baja, magníficamente decorada con unas columnas de color blanco y unos arcos, con un restaurante de alta cocina anexo, se encuentra “Maison Baccarat”, una de las boutiques más exclusivas de la ciudad, proyectada por la estrella del diseño Phillipe Starck. Unos techos decorados con estuco y unas cortinas de terciopelo de color oscuro confieren una atmósfera de cuento a este local, en el que todos los sueños se materializan en cristal.

Los objetos, desde candelabros y relojes, hasta la más fina cristalería, están dispuestos sobre unas largas mesas de vidrio. En una vitrina se presentan piezas de cristal iluminadas con óptica de fibras de SCHOTT. En la parte superior de la vitrina, se encuentran el cable de fibra de vidrio SpectraFlex® Excel y la fuente de luz SCHOTT Spectra™ MH. La luz es proyectada sobre las piezas de cristal, expuestas sobre un espejo que refleja la luz, para que produzcan destellos y para que se aprecie bien su talla y su pureza.
El diseñador Philippe Starck ha utilizado Opalika® de SCHOTT para el suelo iluminado de la ­boutique de lujo Maison Baccarat. Las exclusivas creaciones de cristal quedan realzadas gracias a este vidrio especial, consistente en vidrio ‘extra white’, con un bajo contenido en óxido de ­hierro, y una capa opaca de vidrio opal plaqué. Foto : SCHOTT/B. Pavel
También el suelo de vidrio es en sí mismo una obra maestra. Baña el local de venta completo en una luz clara y brillante. Phillipe Starck optó por el vidrio especial de SCHOTT para crear esta atmósfera única. El vidrio Opalika® utilizado consiste en 2 capas de vidrio ‘extra white’ con bajo contenido en hierro, y una capa opaca de vidrio opal plaqué unidas entre sí mediante una técnica de estirado. Tiene la propiedad única de dispersar la luz por una superficie sin revelar las posiciones de las fuentes de luz que hay debajo. El resultado es una estancia bien iluminada, que pone en escena perfectamente los selectos cristales expuestos.

La segunda planta de ”Maison Baccarat” es igualmente lujosa. Una alfombra roja señala el camino por la escalera hasta el templo gastronómico, el ”Chrystal Room”. Unos finos candelabros de pie y de techo, reflejan su luz sobre imponentes espejos, sellos de mesa de vidrio y copas de fina talla. En consonancia con este diseño exclusivo, el restaurante ofrece delicias culinarias para paladares refinados. Cada día, el chef David Hemmerlé dispone de productos de temporada frescos traídos en avión desde Francia. Los distinguidos comensales toman cappuccino de conchas marinas bajo enormes candelabros y techos con frescos enmarcados en estuco y degustan un foie gras flameado rodeados de centelleante cristalería. La comida se acompaña con una selecta carta de vinos y champañas. La filial moscovita de este fabricante francés de cristal es tan lujosa, que ensombrece a la casa matriz fundada en París en 1764, de tan rica tradición. La conseguida combinación de arquitectura tradicional, interiorismo extravagante, objetos de cristal exclusivos e iluminación innovadora, transmite una sensación de distinción rusa emparejada con el ’savoir vivre’ francés. <|
Sitio web de SCHOTT
Arquitectura