SCHOTT solutions n° 1/2009 > Aparatos domésticos

En los años 70, SCHOTT Ceran® revolucionó las placas de cocción y las cocinas. En 1980 se habían fabricado ya 1 millón de placas de cocción vitrocerámicas. Foto: SCHOTT
SCHOTT Ceran® está en boga: en los últimos cinco años la producción de las placas vitrocerámicas de coccíon casi se ha duplicado. Foto: SCHOTT/J. Meyer

Cocinar con estilo


SCHOTT produce su placa de cocción vitrocerámica Ceran® nº 100 millones y transforma la cocina en un lugar de encuentros.


Birgit Kranzusch

Cocinar está de moda y recibe una atención preferente en los medios de comunicación. Pero cocinar es también cada vez más, una actividad de ocio. No sólo se preparan platos sofisticados; la cocina se utiliza también como espacio de encuentro. SCHOTT ha hecho su aportación a esta tendencia con productos personalizados y avanzados a su tiempo. Hoy en día la cocina es un lugar en el que el diseño y la estética tienen gran importancia. Esto no siempre ha sido así. A principios del siglo XX las cocinas desempeñaban, sobre todo, una función práctica y ofrecían poco confort técnico o diseño. En la postguerra, la técnica de cocinar se fue perfeccionando cada vez más. Las cocinas eléctricas se convirtieron en un producto de consumo masivo, pero daban poco juego para un diseño personalizado. Resultaban difíciles de limpiar y especialmente sensibles a las rayaduras. Por aquel entonces todavía resultaba difícil imaginarse cocinar sobre vitrocerámica.
In modernen Küchen regieren Ästhetik und Design. Ceran Cleartrans® Kochflächen geben dafür Gestaltungsimpulse. Foto: SCHOTT
Esto cambió cuando, en 1971, la empresa “Imperial” presentó en la Domotechnica la primera placa de cocción Ceran®. Desarrollada a partir del material cerámico Zerodur®, empleado como base de espejo en telescopios astronómicos, esta innovación de producto inició una nueva era en la industria de aparatos domésticos y revolucionó el electrodoméstico cocina, tanto en su vertiente técnica como en la del diseño. La placa de cocción, lisa y de fácil limpieza, facilitaba el trabajo, ahorraba tiempo al cocinar y dotaba a la cocina de una estética sofisticada.

En estos años SCHOTT Ceran® se ha consolidado en todo el mundo como elemento de diseño importante, de forma que la producción de esta vitrocerámica casi se ha duplicado en los pasados 5 años. En otoño SCHOTT fabricará la placa de cocción nº 100 millones. “Para este crecimiento han resultado decisivas las ampliaciones de capacidad, que han permitido responder a la gran demanda y a las exigencias de calidad de nuestros clientes”, comenta el Dr. Ioannis Kosmas, Vicepresidente, BS Vitrocerámica. “Hemos incorporado métodos de producción automatizados y una tecnología de fusión patentada, única en el mundo.”
Con la innovación en el punto de mira: SCHOTT trabaja continuamente en la mejora del material y el diseño de las placas de cocción Ceran®. Foto: SCHOTT
Como uno de los líderes mundiales en la fabricación de placas vitrocerámicas de cocción, SCHOTT se considera un impulsor de cambios en el sector. El resultado son productos innovadores, en diferentes colores y formas, que ofrecen a los fabricantes de cocinas y aparatos domésticos nuevas posibilidades para el diseño de sus productos, que les permiten diferenciarse en el mercado. Gracias a la I+D de la fábrica central de Maguncia, se ha mejorado constantemente el diseño y el material. SCHOTT quiere seguir destacando en el mercado con productos innovadores. “Por ahora sólo cocina sobre vitrocerámica 1/5 de los hogares del mundo avanzado . Es decir, que el mercado es todavía gigantesco”, explica Stefan Marc Schmidt, Vicepresidente Márketing y Ventas de Aplicaciones Domésticas. “Gracias a nuestros productos de referencia y a la tecnología ‘Made in Germany’ más moderna, estamos bien posicionados.” La placa de cocción Ceran® sin los metales pesados tóxicos arsénico y antimonio, es una de estas innovaciones. Cada vez más consumidores eligen productos fabricados de forma sostenible y que respetan el medio ambiente. Una tendencia que SCHOTT ya detectó pronto y ha puesto en práctica desde entonces. <|