Displays flotantes

Las ‘faceplates’ mejoran los displays de gama alta. Sobre su superficie los textos y las imágenes son reconocibles directamente y con claridad. Foto: SCHOTT/W. Feldmann
Bernhard Gerl

Displays flotantes

Las ‘faceplates’ de fibras de vidrio mejoran la legibilidad de los displays digitales y reducen la luz difusa.

Aquello, que descansa sobre una hoja de papel escrita, parece un simple bloque de vidrio. Pero si miramos sobre el texto que tiene debajo, éste parece flotar sobre la superficie del vidrio. La razón: el bloque está compuesto por millones de fibras ópticas de vidrio. Cada una de ellas conduce la luz incidente primero desde la superficie hacia abajo, hasta el material impreso, y desde allí de vuelta a la superficie de la óptica de fibras.
No es un simple bloque de vidrio: las ‘faceplates’ están compuestas por millones de fibras ópticas de vidrio individuales. Foto: SCHOTT/W. Feldmann
¿No es más que un truco? “De ninguna manera”, asegura Kevin Tabor, Jefe del Dpto. de I+D de la Unidad Óptica de Fibras de SCHOTT en Norteamérica. “Estos componentes, conocidos como ‘faceplates’, se fabrican a partir de bloques con fibras ópticas de vidrio y se pueden utilizar como cubiertas para pantallas LCD u OLED. Los denominamos también ‘Floating Display’. Con estos displays flotantes, los textos y las imágenes mostrados por este tipo de pantallas mejoradas se pueden leer mucho mejor y parece que surgen directamente de la superficie. Además, se reduce la luz difusa.”. Este efecto es conocido del sistema de navegación de los coches. La luz difusa puede resultar muy molesta mientras se conduce. “A pesar de estas ventajas, en un futuro próximo no podrán reemplazar las cubiertas de plástico de los sistemas de navegación o las pantallas de los ordenadores portátiles, que tienen un coste de unos pocos céntimos. En cambio, vemos posibilidades de venta para nuestra avanzada tecnología en las cabinas de pilotaje, porque incrementan la seguridad”, comenta Tabor. Las ‘faceplates’ se obtienen a lo largo de varios pasos de proceso, mediante una fabricación en sala blanca controlada con precisión. Tienen una sección de aprox. 3 x 3 cm y 1 m de largo. Las varillas reciben un revestimiento óptico y se calientan hasta el punto de fusión. Seguidamente los extremos viscosos son estirados a lo largo. Así se obtienen unas fibras individuales de 2 mm de espesor. Una vez limpiadas se reúnen en haces las fibras necesarias para formar un bloque de 3 x 3 cm, se calienta el mismo y entonces se estira un conductor compuesto por unas 150 - 200 fibras individuales.
Mayor seguridad: buenas oportunidades para las ‘faceplates’ en displays para cabinas de pilotaje. Foto: Ozone Images
Este proceso se repite una vez más. El producto final es un conductor conocido como haz multi-multifibra, que integra muchos miles de fibras de tan sólo 2 - 6 µm de espesor. Para fabricar componentes ópticos de mayor tamaño a partir de las mismas se reúnen los conductores en bloques disponiéndolos en paralelo. A continuación se moldean en forma de un bloque o una esfera maciza aplicando presión y una temperatura suficientemente elevada como para que la envoltura exterior de las fibras individuales se funda ligeramente. A partir de estas piezas se cortan discos de material fibroóptico del espesor deseado, que finalmente se fresan hasta la forma final, se afinan y se pulen. Actualmente, las ‘faceplates’ de fibras de vidrio están siendo utilizadas p.ej. como cubiertas de sensores de imagen CCD en cámaras digitales profesionales. Protegen eficazmente la superficie del chip contra los daños, apantallan los rayos X y transmiten la luz de forma más efectiva hasta los sensores que las lentes. Otros campos de aplicación son los aparatos de visión nocturna y los aparatos de rayos X para usos médicos con procesamiento electrónico de las imágenes. En el futuro se utilizarán también como cubiertas para aplicaciones de display de gama alta, como p.ej. PDAs altamente resistentes y otros aparatos de visualización destinados a proteger la esfera privada del usuario y una iluminación lateral limitada, para producir menos reflexiones y ofrecer una mayor seguridad.