solutions 1/2008 - Informaciones complementarias

Un proceso de fabricación complejo: a partir de unos cristales de fluoruro de calcio de 100 Kg. de peso se obtienen discos acabados de la máxima pureza. Foto: SCHOTT
El singular proceso de crecimiento de los mono cristales

Los cristales de fluoruro de calcio en bruto se fabrican a partir de un polvo fino, que debe presentar la máxima pureza posible. En un primer paso se funde el polvo. A continuación comienza el proceso de cristalización. Para mantener lo más reducidas posibles las tensiones que se producen cuando las diferencias de temperatura son muy grandes, el descenso térmico se debe producir muy lentamente.

Por esta razón, las instalaciones de crecimiento de cristales de SCHOTT LITHOTEC trabajan en condiciones de alto vacío, con un sofisticado programa termostático, que hace posible un crecimiento extraordinariamente lento, pero libre de incidencias, de los cristales, que alcanza unos pocos cm por día. Después de varias semanas se retiran los cristales listos, que a menudo pesan 100 Kg. Estos cristales en bruto presentan un diámetro de hasta 350 mm y un espesor mínimo de 150 mm. En una fase posterior de la producción se cortan por los dos planos de los extremos, en dirección exactamente paralela al plano de crecimiento, para así obtener los discos acabados. A pesar de alcanzar unas dimensiones tan considerables, antes nunca conocidas, su estructura atómica se mantiene totalmente idéntica, de ahí la denominación mono cristal. SCHOTT es el único ofertante de mono cristales de máxima pureza con el diámetro antes mencionado y dispone de la mayor capacidad de producción a escala mundial de los mismos.